Los Frutos Del Espíritu Santo En Mí

El tema de hoy se titula “Los frutos del espíritu Santo en mí”. El fruto del Espíritu Santo es un término bíblico que resume nueve atributos de una persona o comunidad que vive según el Espíritu Santo, según el capítulo 5 de la Epístola a los Gálatas. El fruto se contrapone a las obras de la carne que le preceden inmediatamente en este capítulo.

En Mateo 7:16-20, Jesús utiliza el concepto de "fruto" como metáfora de la producción espiritual y como conexión con Dios. Cuando seamos cristianos toda la gente lo sabrá porque nuestros frutos se mostrarán, estaremos llenos de amor como Jesús y entonces la gente querrá ser como nosotros y querrán ser cristianos también.

Los frutos del espíritu Santo en mí

Índice de Contenido
  1. El fruto del Espíritu Santo es un término bíblico que resume nueve atributos.
  2. El fruto se contrapone a las obras de la carne que le preceden inmediatamente en este capítulo.
  3. En el libro de Mateo, Jesús utiliza el concepto de "fruto" como metáfora de la producción espiritual y como conexión con Dios.
  4. El amor, la alegría, la paz, la paciencia, la amabilidad y otros frutos dan evidencia de la propia salvación.
  5. Cuando somos cristianos toda la gente lo va a saber porque nuestros frutos se van a mostrar.
  6. Voy a tener paciencia como lo hizo Jesús cuando estaba en la cruz.
  7. Voy a ser amable como lo fue Jesús en la tierra cuando amaba a todos incluso a sus enemigos.
  8. La bondad implica que yo haga cosas para Dios todos los días,
  9. Conclusión

El fruto del Espíritu Santo es un término bíblico que resume nueve atributos.

El fruto del Espíritu Santo es un término bíblico que resume nueve atributos de una persona o comunidad que vive según el Espíritu Santo, según el capítulo 5 de la Epístola a los Gálatas. El fruto se contrapone a las obras de la carne que le preceden inmediatamente en este capítulo. Los nueve rasgos son: amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y autocontrol.

El fruto se contrapone a las obras de la carne que le preceden inmediatamente en este capítulo.

El fruto se contrasta con las obras de la carne que le preceden inmediatamente en este capítulo. Las obras de la carne son cosas malas, son cosas que están en contra de Dios, son cosas que están en contra de Su voluntad, son cosas que antagonizan con Él y con Su palabra y espíritu.

En el libro de Mateo, Jesús utiliza el concepto de "fruto" como metáfora de la producción espiritual y como conexión con Dios.

El fruto del Espíritu Santo es una metáfora de la producción espiritual, y nos conecta con Dios. En el libro de Mateo, Jesús utiliza el concepto de "fruto" como metáfora de la producción espiritual y como conexión con Dios. Cuando entiendas esto, podrás hacer uso de tus dones en el servicio a los demás, así como en tu propia vida.

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

Pero, ¡espera! ¿Qué es exactamente el "fruto"? La palabra fruto tiene dos significados principales: puede referirse tanto literalmente (producir algo) como figurativamente (describir un efecto o consecuencia). También puedes reconocer que cuando la gente habla de los frutos de las plantas, se refiere no sólo a lo que comemos, sino también al aspecto y comportamiento de esas plantas: las ramas se doblan porque están muy cargadas de manzanas; las hojas crecen porque les da suficiente sol; etc.

El amor, la alegría, la paz, la paciencia, la amabilidad y otros frutos dan evidencia de la propia salvación.

No basta con decir que se ama a Dios y a su pueblo. A menos que tu amor se demuestre en tu vida diaria, los demás no sabrán cuánto los amas realmente. La alegría, la paz y la paciencia son frutos del Espíritu que nos muestran el amor de Dios en nuestras vidas. También nos ayudan a mantener nuestro enfoque en Cristo como el ejemplo de cómo debemos vivir cada día.

Si estas cosas parecen estar fuera de tu alcance en este momento, ¡no desesperes! Puedes ser un verdadero seguidor de Jesucristo aunque te cueste amar a alguien que te ha herido o te ha hecho daño. Llevará tiempo -quizá incluso años-, pero con la ayuda de Dios, tu corazón cambiará hasta parecerse al suyo (Deuteronomio 6:5-6).

Cuando somos cristianos toda la gente lo va a saber porque nuestros frutos se van a mostrar.

Vamos a estar llenos de amor como Jesús y entonces la gente va a querer ser como nosotros y van a querer ser cristianos también. Esta es una buena manera de comenzar la lección. Mientras lee el pasaje, señale que esta sección describe lo que significa ser cristiano.

Es estupendo que los niños recuerden los frutos del espíritu: son el amor, la alegría, la paz, la paciencia, la amabilidad, la bondad, la fidelidad y el autocontrol. Cuando seamos cristianos, estas cosas formarán parte de nuestro carácter.

Al leer esta sección con ellos, pregúntales qué creen que significa que todas las personas lo sabrán porque nuestros frutos se mostrarán. Probablemente dirán algo como "vamos a ser más amables o simpáticos". Tal vez tenga que recordarles que ser amable no es exactamente de lo que Jesús estaba hablando aquí; lo que él quiere que parezcamos es algo más que ser gente amable. Quiere que nos parezcamos a él (Juan 13:34).

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

Esto significa hacer cosas buenas por los demás sin ninguna expectativa de recibir algo a cambio para nosotros, dar sin esperar nada a cambio, ¡ni siquiera los elogios de los demás! Así que cuando hacemos buenas acciones para otras personas debería sentirse natural y normal, pero en realidad nunca deberíamos esperar elogios de nadie más porque nuestras acciones reflejan realmente lo que somos como cristianos: ¡hijos que han nacido de nuevo por Dios a través de Jesucristo y han sido llenos de su Espíritu Santo!

Voy a tener paciencia como lo hizo Jesús cuando estaba en la cruz.

Cuando lo estaban golpeando, Jesús tuvo paciencia y confió en que Dios los iba a perdonar sin importar lo que estuvieran haciendo. No estás solo. Todas las personas luchan con la paciencia, y es parte de la condición humana.

No somos seres perfectos; somos defectuosos y pecadores. Incluso Jesús sintió ira, pena y dolor cuando lo crucificaron en la cruz por nuestros pecados (Marcos 15:34). Él sabía que Dios perdonaría a todos los que confiaran en él para salvarse del pecado; pero en el momento... Ese perdón no era algo que él pudiera ver o sentir todavía.

Por eso es tan importante recordar que nuestra fe no nos hace perfectos, sino que nos permite aceptar que no somos perfectos. Para crecer más cerca de Dios cada día (que es lo que hace la verdadera fe), tenemos que tener paciencia con nosotros mismos y con los demás, porque aunque a veces se comporten mal, ¡siguen haciendo lo mejor que pueden, igual que tú!

Voy a ser amable como lo fue Jesús en la tierra cuando amaba a todos incluso a sus enemigos.

Trataré de amar a todos sin importar lo que hagan a menos que afecte mi relación con Dios.

  • Seré amable como lo fue Jesús en la tierra cuando amó a todos incluso a sus enemigos, así que trataré de amar a todos sin importar lo que hagan a menos que afecte mi relación con Dios.
  • La bondad es un fruto del espíritu y muestra el amor hacia los demás. Los hace sentir felices y les da alegría en la vida.
  • Al ser amable, puedes mostrar el amor de Dios a los demás siendo cariñoso, atento, amable y compasivo con ellos.

La bondad implica que yo haga cosas para Dios todos los días,

Debo hacer lo mejor posible por él y tratando de no pecar. La bondad es que yo haga cosas para Dios todos los días, tratando de hacer lo mejor para él y tratando de no pecar. Es una lucha porque tengo muchas debilidades. Pero cuando estoy en mi peor momento, Dios me da fuerzas y me ayuda a hacer cosas buenas en lugar de malas.

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Conclusión

Estoy muy entusiasmado con este libro, porque me ha ayudado a entender el fruto del Espíritu Santo de una manera que no había tenido antes. También me ha ayudado a darme cuenta de lo importante que es para los cristianos vivir de acuerdo con la Palabra de Dios para poder ser buenos ejemplos para otros que quieran seguirlos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Los Frutos Del Espíritu Santo En Mí puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir