Estudio Bíblico Sobre Deuteronomio 10

En este estudio bíblico, examinaremos Deuteronomio 10:1-5, en el que Moisés llama a los israelitas a apartar sus corazones de los dioses extranjeros y a circuncidar sus corazones. También les recuerda la fidelidad de Dios al librarlos de la destrucción y la esclavitud. Por último, les ordena que sigan los mandamientos de Dios para que ninguno de ellos sea cortado.

Índice de Contenido
  1. Moisés llama al pueblo a desprenderse de los dioses extranjeros y a circuncidar sus corazones.
  2. Moisés recuerda a los israelitas la fidelidad de Dios al librarlos de la destrucción y de la esclavitud.
  3. Moisés instruye al pueblo a seguir los mandamientos de Dios para que ninguno de ellos sea eliminado.
    1. A los israelitas se les ordena dar diezmos y ofrendas a Dios.
  4. Debemos deshacernos de todos los ídolos y otras cosas que nos impiden obedecer los mandamientos de Dios.
  5. Conclusión

Moisés llama al pueblo a desprenderse de los dioses extranjeros y a circuncidar sus corazones.

Esta es una parte muy importante del estudio bíblico sobre Deuteronomio 10. Moisés exhorta al pueblo a librarse de los dioses extranjeros y a circuncidar su corazón. Les recuerda la fidelidad de Dios al librarlos de la destrucción y la esclavitud, y les instruye para que sigan los mandamientos de Dios, de modo que ninguno de ellos sea cortado.

Moisés recuerda a los israelitas la fidelidad de Dios al librarlos de la destrucción y de la esclavitud.

El resto del capítulo 10 es una serie de recordatorios a los israelitas de que Dios había sido fiel a ellos y a sus antepasados. Moisés les recuerda que Dios los había liberado de Egipto y de la esclavitud, llevándolos a la tierra que había prometido a sus antepasados.

También les recuerda que ha curado sus enfermedades y dolencias, proporcionando lluvia cuando necesitaban agua, enviando comida cuando tenían hambre, enviando protección contra sus enemigos cuando estaban en peligro.

El último versículo es una promesa tranquilizadora: "No os dejará ni os abandonará" (Deuteronomio 10:20). Este es un recordatorio importante para nosotros hoy, mientras continuamos nuestro peregrinaje por la vida con Dios.

Moisés instruye al pueblo a seguir los mandamientos de Dios para que ninguno de ellos sea eliminado.

"Cuida de observarlos, porque esta es tu sabiduría y tu entendimiento a los ojos de los pueblos que oirán todos estos estatutos, y dirán:

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

'Ciertamente esta gran nación es un pueblo sabio y entendido'". Deuteronomio 4:6

"Y ahora, oh Israel, ¿qué pide el SEÑOR tu Dios de ti, sino que temas al SEÑOR tu Dios?" Deuteronomio 10:12

Los mandamientos de Dios son buenos para nosotros. No son una carga, sino una expresión de su amor por nosotros. No son imposibles de cumplir porque Él ha prometido ayudarnos mientras le obedecemos. Pero aún más importante que esto es que pueden ser entendidos por cualquiera que los busque con un corazón y una mente abiertos.

A los israelitas se les ordena dar diezmos y ofrendas a Dios.

  • El diezmo, o dar la décima parte de tus ingresos a Dios.
  • Ofrendas, o dinero y otros objetos de valor que se dan a Dios como regalo.
  • El estiércol y las ofrendas se utilizan para mantener a los levitas (que sirven en la tienda de reunión).

Los levitas son los sacerdotes que sirven en la tienda de reunión. No reciben tierras de Israel, sino que sus necesidades se cubren con los diezmos y las ofrendas de todo Israel. Además, no pueden poseer nada más que sus ropas y raciones de comida.

Debemos deshacernos de todos los ídolos y otras cosas que nos impiden obedecer los mandamientos de Dios.

Ahora que has leído Deuteronomio 10, es el momento de reflexionar sobre lo que has aprendido de este capítulo. Tómate un tiempo para pensar en cómo quiere Dios que vivamos nuestras vidas.

Debemos deshacernos de todos los ídolos y otras cosas que nos impiden obedecer los mandamientos de Dios, para que Él no nos castigue por hacer cosas malas.

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

Es importante que usted entienda que la vida consiste en servir al Señor con todo el corazón, la mente y las fuerzas mientras esté en esta tierra (Deuteronomio 6:5).

La única manera en que podemos servirle apropiadamente es si obedecemos Sus leyes siendo amables con otros que pueden no creer en Él o que pueden no ser religiosos en absoluto (Mateo 5:44-48).

Si hacemos estas cosas, entonces Dios recompensará a aquellos que hacen lo correcto ante Sus ojos, bendiciéndolos con muchas bendiciones a lo largo de sus vidas hasta que mueran pacíficamente sin ningún problema.

Conclusión

Los israelitas deben seguir los mandamientos del Señor, no sólo por su propio bien, sino también por el de los demás. Cuando obedecemos los mandamientos de Dios, podemos llevar a otros a hacerlo también.

Cuando los desobedecemos, estamos dando un mal ejemplo que otros seguirán y nuestra desobediencia podría llevarles a la ruina en lugar de a la salvación (Deuteronomio 10:20).

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico Sobre Deuteronomio 10 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir