Estudio Bíblico Sobre Apocalipsis 22:21

Apocalipsis 22:21 es una poderosa declaración sobre la Biblia. Podría interpretarse y entenderse de muchas maneras, pero voy a centrarme en un solo aspecto de este versículo y en cómo se relaciona con cada cristiano.

Índice de Contenido
  1. La gracia de nuestro Señor Jesús esté con todos vosotros.
  2. Estudio bíblico sobre Apocalipsis 22:21
    1. ¿Qué significa este versículo para usted?
  3. Este "mensaje final" es una conclusión apropiada para el libro de Apocalipsis.
    1. "La gracia de nuestro Señor Jesucristo".
  4. Es una conclusión adecuada para el Nuevo Testamento.
    1. La gracia por medio de Jesucristo trae la salvación.
    2. No hay otra fuente de salvación o santificación que la gracia de Dios.
    3. Como resultado somos nuevas creaciones en Cristo
  5. Toda la gracia nos es dada.
  6. Conclusión:

La gracia de nuestro Señor Jesús esté con todos vosotros.

A medida que avanza en este estudio, recuerde que la gracia es un regalo. No es algo que ganemos o merezcamos, sino que se nos da gratuitamente. Nunca podemos devolver la gracia como pago por ella, porque cuando recibimos la gracia de Dios, se convierte en parte de lo que somos:

  • La Biblia nos dice en Romanos 5:17-18 (NVI): "Porque si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte por ese solo hombre, mucho más reinarán en vida por el único Cristo Jesús los que reciben la abundancia de la gracia y el don gratuito de la justicia".
  • En otras palabras, ¡no eres de tu propiedad! Fuiste comprado por un precio (1 Corintios 6:19) y perteneces a Cristo (1 Corintios 6:20).

Estudio bíblico sobre Apocalipsis 22:21

Apocalipsis 22:21 es una bendición y un estímulo para los creyentes que viven en tiempos de persecución. Este versículo nos anima a seguir firmes en nuestra fe, sabiendo que Cristo ha vencido al mundo y que un día reinaremos con Él.

¿Qué significa este versículo para usted?

  • Puedes estar seguro de que Dios llevará a cabo su plan, incluso en tiempos difíciles. El Señor mismo ha dicho que nunca nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13:5). Durante los períodos de lucha, debemos recordar que hay esperanza más allá de lo que podemos ver hoy.
  • También debemos consolarnos sabiendo que las promesas de Dios son verdaderas y fieles, lo que significa que nada puede destruirlas permanentemente (Romanos 8:38-39).
  • Cuando la vida parezca más sombría, recuerde estas palabras de Pablo: "Porque considero que los sufrimientos de este tiempo no son comparables con la gloria que se nos va a revelar" (Romanos 8:18).

Este "mensaje final" es una conclusión apropiada para el libro de Apocalipsis.

Apocalipsis 22:21 es el último verso de Apocalipsis y es una conclusión adecuada para este libro. De hecho, también es una conclusión apropiada para el Nuevo Testamento.

Como puedes ver, este verso trata de que Dios esté a cargo y que estará a cargo incluso cuando muramos. Por eso creo que este "mensaje final" (o revelación) es perfecto para este último versículo del Apocalipsis porque nos dice que nada puede separarnos del amor de Dios (Romanos 8:38-39).

"La gracia de nuestro Señor Jesucristo".

Esta es la gracia de nuestro Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo. Amén

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

En todas las epístolas de Pablo, cuando las termina con una bendición o algo parecido, utiliza esta expresión: La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con todos vosotros. (Romanos 15:30; 1 Corintios 16:23; 2 Corintios 13:14)

Era costumbre en aquellos tiempos hacer uso de tal conclusión al cierre de las cartas; pero es bastante evidente que fue utilizada por Pablo como una expresión peculiarmente expresiva de sus propios sentimientos hacia aquellos a quienes escribía.

Así, en cada una tenemos cuatro elementos: la gracia que es dada por Dios a través de su Hijo (Juan 1:17); después viene otro tipo de gracia, un regalo del hombre al hombre; luego tenemos otro tipo de gracia, que no viene directamente de Dios mismo, pero que se produce indirectamente a través de su agencia.

  • Por ejemplo, cuando tu vecino te tiende la mano y te ayuda a levantarte de donde estabas tirado indefenso en el suelo después de caer sobre algún obstáculo en tu camino; por último hay otro tipo, el que existe entre los propios cristianos porque están unidos por su fe común en Jesús como Salvador.

Es una conclusión adecuada para el Nuevo Testamento.

Es una conclusión adecuada para el Nuevo Testamento y, de hecho, para la Biblia. Toda la Biblia trata del amor de Dios por nosotros, y este versículo lo resume todo.

Por supuesto, no contiene todo lo que sabemos sobre el amor de Dios a través de Su Palabra; pero si quieres saber cuánto te ama, ¡sólo tienes que leer Apocalipsis 22:21!

La gracia por medio de Jesucristo trae la salvación.

La gracia que recibimos de Dios por medio del Señor Jesucristo nos trae la salvación y la santificación a cada uno de los que creemos. La salvación es por la gracia a través de la fe. La santificación es por la gracia de Dios.

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

Somos salvados por la gracia a través de la fe, y somos santificados por la gracia de Dios a través de Jesucristo, nuestro Señor.

No hay otra fuente de salvación o santificación que la gracia de Dios.

La Biblia dice:

"Si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Poned vuestra mente en las cosas de arriba, no en las de la tierra". (Col. 3:1-2)

¿Qué significa poner la mente en las cosas de arriba? Jesús dijo en Juan 17:20-21:

"No sólo ruego por ellos [etc., refiriéndose a sus discípulos], sino también por los que creerán en mí por medio de su palabra [etc.] 21 para que todos sean uno como Tú, Padre, estás en mí y yo en ti..."

Debemos esforzarnos por ser como el Padre y el Hijo; debemos esforzarnos por ser uno con los demás como lo éramos antes de que el pecado entrara en este mundo. ¿Y qué se requiere de nosotros?

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras
  • Es simple: debemos mantener nuestros ojos fijos en Jesús. No importa cuán desafiante se vuelva la vida aquí en la tierra, no importa qué tentación nos asalte o qué pena nos golpee en casa; incluso cuando las circunstancias parezcan insuperables y toda esperanza parezca perdida: ¡creed que Dios ha prometido ayudarnos a superarlas! ¡Créelo porque Él lo ha prometido!

Como resultado somos nuevas creaciones en Cristo

Como resultado, somos nuevas creaciones en Cristo (2 Corintios 5:17). Dios no se limita a perdonar nuestros pecados. Nos hace personas nuevas por su gracia a través del Señor Jesucristo. Como resultado, tenemos una nueva identidad y vida que proviene de su poder y amor transformador.

No nos salvamos por hacer buenas obras o por guardar reglas de conducta; en cambio, nos salvamos sólo por la fe en Jesucristo (Efesios 2:8-9).

Pero esta salvación no es sólo el perdón de nuestros pecados o incluso la vida eterna en el cielo; es también una transformación completa que afecta a todo lo que usted es como individuo. No se trata sólo de entrar en el cielo al morir; ¡se trata de llegar a ser como Jesús mismo ahora en la tierra!

Toda la gracia nos es dada.

Dios es capaz de hacer que toda la gracia se desborde hacia nosotros. La gracia es un don de Dios, que se nos da a medida que la pedimos. La gracia es para todas las personas, en todas las situaciones, y para la eternidad.

En este estudio sobre Apocalipsis 22:21 veremos lo que la Biblia dice sobre la gracia. Veamos 2 Corintios 9:8 donde dice que Dios puede hacer que toda la gracia os sobreabunde, a fin de que, teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abundéis para toda buena obra.

Conclusión:

La gracia es un don de Dios. La Biblia dice que "por gracia habéis sido salvados" (Efesios 2:8), y "[Dios] nos dio vida con Cristo aun cuando estábamos muertos en transgresión; por gracia habéis sido salvados" (Efesios 2:5).

Mira También La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos  La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos 

La gracia no es algo que ganemos o merezcamos; es el resultado del amor y la misericordia de nuestro Señor Jesucristo, que pagó por nuestros pecados en la cruz.

La gracia es también un don de santificación, lo que significa que nuestras vidas pasan de estar contaminadas por el pecado a ser puras ante los ojos de Dios a través de su obra en nosotros (Romanos 6:1-14).

En este proceso, Dios nos llena de Su Espíritu para que podamos vivir lo que Él quiere que hagamos aquí en la tierra (Juan 15:7; Hechos 1:8).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico Sobre Apocalipsis 22:21 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir