Estudio Bíblico Del Salmo 145:8-10

El Salmo 145:8-10, un salmo de alabanza, es uno de los pasajes más conocidos de la Biblia. Comienza con la exclamación de que los caminos de Dios son más altos que los nuestros (v. 8) y termina declarando que nadie puede comprender su grandeza (v. 10). Entre estas dos declaraciones, David alaba a Dios por lo que es y por todo lo que hace por su pueblo. Este pasaje le dará una mejor comprensión de quién es Dios, así como de su papel en la relación con Él.

Índice de Contenido
  1. El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y abundante en amor.
  2. El Señor es bueno con todos, y su misericordia está sobre todo lo que ha hecho.
  3. Todas tus obras te darán gracias, Señor, y todos tus santos te bendecirán.
  4. Para llevar:
  5. Conclusión

El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y abundante en amor.

  • El Señor es clemente y misericordioso, lento para la ira y abundante en amor.
  • La bondad y la misericordia de Dios son evidentes en el hecho de que nos ha perdonado nuestros pecados y nos ha declarado justos por medio de Cristo a pesar de que éramos pecadores (Romanos 5:8).
  • La misericordia de Dios se ve en su perdón del pecado cuando se lo confesamos. En cualquier momento, podemos arrepentirnos de nuestros pecados, pedir perdón y reclamar Su promesa de vida eterna con Él a través de Jesucristo.

El Señor es bueno con todos, y su misericordia está sobre todo lo que ha hecho.

El Señor es bueno con todos, y su misericordia está sobre todo lo que ha hecho. Buenos días y gracias por acompañarnos esta mañana. La Biblia nos dice que Dios es bueno y misericordioso con todas las personas. Su amor se extiende a todos: ricos o pobres, fuertes o débiles, hombres o mujeres. Y nunca te abandonará.

Todas tus obras te darán gracias, Señor, y todos tus santos te bendecirán.

  • Todas tus obras te darán gracias, Señor, y todos tus santos te bendecirán.
  • Tus obras te bendecirán; hablarán de la gloria de tu reino y contarán tu poder, para dar a conocer a los hijos de los hombres sus poderosos hechos y el glorioso esplendor de su reino.
  • Todas las naciones que has hecho vendrán y adorarán ante ti, Señor; te traerán regalos: traerán oro y plata; traerán buenos vestidos; te ofrecerán sacrificios; se complacerán en alabanza ante tus ojos cuando les hagas bien.

Para llevar:

Dios es bueno con todas las personas. En el Salmo 145:8-10, leemos que el Señor es amoroso, misericordioso y compasivo; se preocupa por el bienestar de su pueblo. Esto significa que Dios extiende su bondad a todos, ¡incluido usted! Dios también quiere que seas bueno contigo mismo.

Por ejemplo, si hoy te sientes un poco malhumorado o crees que otra persona ha sido más mala de lo normal (o viceversa), recuerda este versículo del salmo:

"El Señor es bueno con todas las personas" (Salmo 145:9).

Conclusión

El Señor es un Dios amoroso que se preocupa por el bienestar de su pueblo. Es lento para la ira y abundante en amor. Su misericordia está sobre todo lo que ha hecho. Todas tus obras te darán gracias, Señor, y todos tus santos te bendecirán

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico Del Salmo 145:8-10 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir