Estudio Bíblico De Salmo 106

El Salmo 106 es un salmo de acción de gracias por la misericordia de Dios con el pueblo de Israel. Nos recuerda que, aunque pequemos contra Dios, Él es misericordioso y nos perdona. Podemos alegrarnos de esta verdad.

Índice de Contenido
  1. El pecado original (versículo 7)
  2. Las plagas (versículos 27-31)
  3. La idolatría en Peor La idolatría en Peor (versículos 28-30)
  4. La idolatría en Peor (versículos 28-30) La misericordia de Dios (versículos 43-46)
    1. ¿Qué significa que Dios sea fuerte?
  5. Conclusión:

El pecado original (versículo 7)

El pecado original de la raza humana se define como:

  • El pecado cometido por Adán y Eva en el Jardín del Edén en Génesis 3.
  • El pecado cometido por el primer hombre y la primera mujer, Adán y Eva, que son vistos como prototipos para los que vienen después de ellos (Génesis 2:17).

El pecado original fue cometido por todas las personas porque se hizo antes de que nadie naciera, pero esto no significa que haya un solo acto que haya causado un cambio en los humanos.

Todas las personas nacen en este mundo con sus propias experiencias únicas basadas en su herencia, educación, cultura y entorno.

Las plagas (versículos 27-31)

Las plagas eran una señal de la ira de Dios, pero también eran una señal de su misericordia:

  • La plaga de ranas era una señal de la ira de Dios contra Egipto.
  • La plaga de las moscas era una señal de la misericordia de Dios hacia Israel, ya que mataba el ganado egipcio, que habría sido sacrificado a sus falsos dioses de no ser por esta plaga.
Recomendado:  Resumen De Apocalipsis 6 Versículo 12

Las plagas también se consideran signos del poder de Dios:

  • El Nilo convertido en sangre mostró que incluso algo tan grande y poderoso como el Nilo podía ser controlado por una sola persona (Dios) en lugar de muchas personas como en Egipto (donde había muchos dioses).

Y también son signos de amor:

Según el Salmo 106:7-8: "Dividiste el mar con tu fuerza; rompiste las puertas de la muerte". Esto significa que Dios nos rescató de la muerte cuando, en cambio, merecíamos un castigo (véase Gn 3-6).

La idolatría en Peor La idolatría en Peor (versículos 28-30)

En el versículo 28, vemos a los israelitas cometiendo idolatría mientras aún vivían en Egipto. Dios los había liberado de la esclavitud y había prometido llevarlos a la Tierra Prometida.

Los israelitas se apartaron de Dios y adoraron a dioses falsos en lugar de a Él. El versículo 29 habla de su posterior pecado de idolatría en Canaán, pero esta vez fue porque tuvieron miedo de no obedecer a sus reyes que les dijeron que no adoraran a los ídolos (versículo 31).

En ambos casos, el pueblo desobedeció a Dios adorando a falsos dioses en lugar de a Él.

En los versículos 30-31 leemos cómo Salomón construyó lugares altos para estos falsos dioses en los que ofrecía sacrificios en su nombre. Aunque Salomón era más sabio que su padre David (1 Reyes 1:5), pecó contra Dios al cometer estos actos de idolatría que le desagradaron mucho.

La idolatría en Peor (versículos 28-30) La misericordia de Dios (versículos 43-46)

Puedes pensar que la misericordia de Dios es un signo de debilidad y que es algo que tiene que hacer porque no puede deshacerse de todos sus enemigos. Pero esto no es cierto. Dios puede destruir a sus enemigos en un instante, pero decide no hacerlo.

Recomendado:  El Tribunal De Cristo. Estudio Bíblico

En cambio, les ofrece misericordia y perdón porque son amados por él y necesitan ayuda como tú necesitas ayuda cuando te caes y te haces daño. Así que permítanme preguntarles de nuevo:

¿Qué significa que Dios sea fuerte?

Significa que no importa cuánta maldad haya en el mundo, no importa cuánto dolor sufra la gente o cuántas veces vayan en contra de sus leyes o qué cosas malas sucedan durante sus vidas o incluso después de la muerte (Hebreos 9:27), Dios siempre podrá protegerlos del mal

Mantenerlos a salvo; proveerlos; darles paz; consolar sus corazones cuando estén tristes; guiarlos de vuelta al camino correcto cuando se desvíen de él (Proverbios 3:5-6)

Perdonar sus pecados siempre que sea necesario, siempre que busquemos el perdón con humildad en lugar de con orgullo (1 Juan 1:9). Y lo más importante de todo: nunca nos dejará solos sin guía durante toda nuestra vida hasta que la muerte llame a nuestra puerta.

Conclusión:

Recuerda lo misericordioso que es Dios y lo rápido que podemos olvidar. La misericordia de Dios es grande. Sin embargo, a menudo podemos olvidar lo mucho que ha hecho por nosotros.

Una de las maneras de recordar la misericordia de Dios es estudiando los salmos y leyendo las experiencias de otros santos en las Escrituras.

Estas son sólo algunas de las lecciones que podemos aprender del Salmo 106, pero ¿cuáles son algunas otras formas que has encontrado para aplicar sus enseñanzas?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Salmo 106 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir