"El Amor Es Sufrido". Estudio Bíblico

Se habla mucho del amor, pero poco del sufrimiento. De hecho, creo que lo único que dice la Biblia sobre el amor y el sufrimiento se encuentra en 1 Corintios 13:4-7. Ese pasaje dice que debemos "el amor sufre mucho y es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no se pavonea, no se envanece; no se comporta con rudeza, no busca lo suyo, no se provoca...".

Si estás leyendo esta entrada del blog como parte de tu estudio bíblico sobre el sufrimiento o si simplemente quieres aprender más sobre él, entonces debes saber que hay varias formas a través de las cuales podemos entender lo que significa sufrir por otra persona o con otra persona.

"El Amor Es Sufrido". Estudio Bíblico

Índice de Contenido
  1. Se siente como si estuvieras solo en tu sufrimiento.
  2. Cuanto más sufres, más puedes amar.
  3. El sufrimiento lleva a la santidad.
  4. El sufrimiento te hace más fuerte.
  5. Para encontrar la luz al final del túnel, hay que pasar por la oscuridad.
  6. Tu sufrimiento no es único.
  7. No tengas miedo de sufrir para que tu amor crezca aún más.
  8. Conclusión

Se siente como si estuvieras solo en tu sufrimiento.

Creo que lo más difícil es cuando uno siente que es el único que ha sufrido. Pero debemos saber que eso no es cierto, porque tenemos muchos ejemplos de personas que han pasado por cosas similares antes que nosotros y han salido adelante.

Puede que sientas que a nadie le importa tu sufrimiento, pero a Dios sí le importa. Él amó a su pueblo durante su tiempo de sufrimiento (Deuteronomio 4:31; 5:15; 6:4; 10:18; 32:10).

Cuanto más sufres, más puedes amar.

Cuanto más sufras, más podrás amar. Si nunca has sufrido, te resultará difícil amar. Cuando sufrimos por los demás y por nuestro Señor Jesucristo, podemos experimentar la mayor alegría de la vida. De hecho, si no sufrimos por Él, entonces no sabemos lo que significa amarle y servirle de verdad.

Mira TambiénQuiénes Son Los Burladores De DiosQuiénes Son Los Burladores De Dios

El mundo está lleno de personas que dicen ser cristianas, pero que nunca sufren ni sacrifican nada por Dios o por los demás, porque no tienen idea de cómo es el verdadero sufrimiento. Pueden ir por la vida pensando que todo debería ser siempre fácil y agradable, pero cuando las cosas no van como ellos quieren o se ponen difíciles a veces, se quejan en lugar de adaptarse en consecuencia con fidelidad hacia su llamado como discípulos que siguen los pasos de Jesucristo en la tierra hoy.

El verdadero discipulado requiere que todos nosotros (especialmente los llamados al ministerio) aprendamos cómo las dificultades voluntarias afectan a nuestras vidas de forma positiva a la vez que nos hacen más fuertes espiritualmente para que podamos alcanzar una madurez más profunda en nuestra relación con Dios a través de la meditación en oración de Su Palabra que nos lleva más cerca de la perfección cada día".

El sufrimiento lleva a la santidad.

  • El sufrimiento es un don de Dios.
  • El sufrimiento conduce a la santidad.

El sufrimiento es una forma de crecer en santidad: a través del sufrimiento somos santificados por Dios, hechos santos y apartados para su uso y servicio. Lo vemos en la vida de muchos santos, que no sólo estaban dispuestos, sino deseosos de sufrir por Cristo. Entregaron sus vidas hasta la muerte antes que negarlo (ver Fil 2:17). El sufrimiento nos hace más parecidos a Cristo, que sufrió por nuestros pecados en la tierra para que pudiéramos ser salvados para siempre (véase Hebreos 5:8).

El sufrimiento te hace más fuerte.

Hay una razón por la que las personas más resistentes y fuertes de la vida han pasado por tremendos sufrimientos. El sufrimiento te hace más fuerte, más seguro y más compasivo.

Cuando eres víctima de un abuso, tu autoestima se resiente mucho porque no sabes cómo procesar lo que está sucediendo ni lo que significa para tu futuro. Sientes que ya no puedes confiar en nada ni en nadie porque quienes se suponía que debían protegerte y cuidarte han traicionado tu confianza. Esto puede llevar a las víctimas de abusos a recluirse en la sociedad porque se sienten demasiado vulnerables después de haber experimentado tal trauma.

Sin embargo, con el tiempo y el apoyo de otras personas que entienden por lo que pasan las víctimas de abusos, les resulta más fácil abrirse a sus experiencias con otras personas para poder empezar a curarse de las heridas del pasado. Esto les permite no sólo recuperar la confianza en sí mismas, sino también entablar amistades con otras personas que les ayudarán a reconstruir su autoestima para que vuelva a ser algo hermoso, más fuerte que antes.

Mira TambiénCómo Pelear Por Tu Bendición Con La Ayuda De DiosCómo Pelear Por Tu Bendición Con La Ayuda De Dios

Para encontrar la luz al final del túnel, hay que pasar por la oscuridad.

La Biblia es clara al respecto: para encontrar la luz al final del túnel, hay que atravesar la oscuridad. Es como tratar de ir de un lugar a otro. Si fuera posible entrar en una habitación sin ventanas y salir sin pasar por ninguna puerta o pasillo, ¡sería genial! Pero no es posible; tienes que abrirte paso a través de esas habitaciones para que tu viaje a través de la ciudad o alrededor de la ciudad o a través de un edificio o alrededor de un edificio de oficinas (o donde sea) sea completo.

En otras palabras, no hay ningún atajo cuando se trata del sufrimiento; es inevitable que todos experimentemos algún tipo de dolor y pena antes de que nuestra vida termine... pero como Dios nos promete un futuro más brillante por delante (una vida mejor), ¡no debemos perder la esperanza en el camino!

Tu sufrimiento no es único.

Probablemente has notado que a lo largo de la Biblia, el pueblo de Dios sufre. Tanto los buenos como los malos tienen problemas y dolor en sus vidas, y pasan por ello juntos. Job es un buen ejemplo de esto; era un buen hombre que sufrió terriblemente a manos de Satanás y sus amigos, pero no estaba solo en su sufrimiento ya que muchos otros personajes bíblicos tuvieron experiencias similares de pérdida o dolor (como José).

El propio Jesús dijo "En este mundo tendréis problemas" (Juan 16:33), lo que significa que podemos esperar encontrar algún tipo de dificultad en algún momento de nuestra vida. Por mucho que queramos que las cosas sean siempre perfectas para nosotros y para los que más queremos... ¡esto no sucede! De hecho, si miras hoy los estados de tus amigos en Facebook o coges cualquier periódico del escalón de tu entrada... ¡podrás ver lo extendido que está el sufrimiento humano!

No tengas miedo de sufrir para que tu amor crezca aún más.

Ánimo, hermanos y hermanas. "Para la libertad nos ha liberado Cristo". Y si hemos resucitado con Cristo, no tenemos que temer volver a ser separados de él. Porque nuestro viejo yo fue crucificado con él para que el cuerpo del pecado fuera destruido.

Ahora ya no somos esclavos del pecado; éste ya no tiene poder sobre nosotros. Desde que morimos con Cristo, nos conocemos como muertos al pecado, pero vivos en el amor de Dios. Compartimos su vida a través de nuestra fe en Jesucristo y compartiendo el Espíritu Santo. Si alguien está en Cristo, es una nueva creación: las cosas viejas han pasado, todas son nuevas.

Mira Tambiénuna feUn Señor Una Fe Un Bautismo – Estudio Bíblico

Esto no sólo es cierto para mí o para mis compañeros cristianos: también lo es para ti, para la gente a la que quiero que acudas y ayudes cuando esté sufriendo (y que encuentres la manera de que puedan ayudarse a sí mismos). No dejes que tu corazón se endurezca por influencias malignas como la ignorancia o la indiferencia: ¡cuida de los demás!

Conclusión

Al final, el sufrimiento forma parte de la vida. No importa si estás sufriendo por algo físico o emocional, puede ser muy difícil de pasar. Pero no dejes que tu dolor te impida amar más a los demás, porque cuando amamos a los demás, Dios utilizará ese amor para sanarnos y hacernos más fuertes.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a "El Amor Es Sufrido". Estudio Bíblico puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir