Dios Y Los Niños

Hoy hablaremos de “Dios y los niños”. Los niños ocupan un lugar especial en el corazón de Dios. La Biblia está llena de historias sobre el amor de Dios por los niños. Dios ama a los pequeños y a sus madres. Él quiere bendecirte con muchos hijos, si ese es tu deseo. Pero también quiere que sepas cuánto se preocupa por cada uno de ellos.

Índice de Contenido
  1. Dios es bueno cuidando a los niños.
  2. Se asegura de que estén seguros
  3. Él evita que se lastimen
  4. Dios ama a los niños y los cuida
  5. Conclusión

Dios es bueno cuidando a los niños.

Dios y los niños

Dios es bueno cuidando de los niños. Los creó, los ama y los cuida. Podemos verlo en la Biblia. En el Salmo 127: 3-5 (NVI), leemos que "los hijos son una herencia del Señor, la descendencia una recompensa suya. Como flechas en manos de un guerrero son los hijos nacidos en la juventud. Dichoso el hombre cuya aljaba está llena de ellos.

No se avergonzarán cuando se enfrenten a sus enemigos en la corte; enviarán su propia justicia como una poderosa corriente". Dios quiere que le entreguemos nuestros hijos para que los cuide para siempre.

Se asegura de que estén seguros

Dios creó el universo y todo lo que hay en él, incluido tú. Es omnipotente, lo que significa que puede hacer todo lo que quiera, y debido a su poder infinito, no hay nada que puedas hacer para impedir que haga lo que quiera.

Dios también es omnisciente: Sabe todo lo que ocurrió en el pasado y lo que ocurrirá en el futuro. Ve todo lo que haces en todo momento y escucha cada palabra que dices (incluso cuando crees que nadie te está escuchando). Por lo tanto, si Dios lo sabe todo sobre tus acciones, ¿por qué iba a castigar a alguien por ellas?

Mira También Esperanza En La Incapacidad Con Dios Esperanza En La Incapacidad Con Dios

Él evita que se lastimen

Dios cuida de sus hijos, los ama y los protege. Trabaja en sus vidas, aunque nadie lo haga. Se ocupa de que tengan lo que necesitan; cuando estamos sanos física y emocionalmente, tenemos más energía para dedicarnos a nuestro trabajo o a la escuela.

Dios nos proporciona comida, ropa y refugio, aunque parezca que no queda suficiente dinero después de pagar las facturas cada mes. Los niños aprenden valiosas lecciones sobre la vida cuando ven el esmero con el que se cría a un niño, ya sea cuidando a un bebé o enseñando a un adolescente a conducir con seguridad por las carreteras de la ciudad.

Debido a esta preocupación por las necesidades de los demás (incluidas las de los padres), las familias cristianas animan a los niños no sólo a sacar buenas notas, sino también a ser bondadosos con los demás en la escuela, no sólo con los que son populares, sino también con los que no encajan en ningún grupo.

Dios ama a los niños y los cuida

La Biblia dice que Dios ama a los niños. De hecho, Jesús dijo que no debemos sorprendernos porque "de los tales es el reino de los cielos". (Mateo 19:14)

Los niños son preciosos para Dios porque le pertenecen. Él los hizo y les dio la vida. Todos los niños nacieron con una naturaleza pecaminosa y necesitan un Salvador como tú y yo: Jesucristo. Cuando te conviertes en cristiano, recibes el perdón de tus pecados por lo que Jesús hizo en la cruz cuando murió por nosotros.

Cuando se trata de criar a los niños en el mundo actual, donde hay tantos peligros a la vuelta de cada esquina, es bueno saber que Dios también cuida de sus pequeños.

Mira También La doctrina de satanás La Doctrina De Satanás

Conclusión

Al final, todo se reduce a esto: Dios ama a los niños y quiere que le conozcan. También tiene planes para sus vidas que sólo él puede cumplir. Como padres, debemos enseñar a nuestros hijos todo lo posible sobre Dios para que, cuando sean mayores y hayan tomado decisiones sobre sus futuras relaciones con él, sepan qué camino tomar.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Dios Y Los Niños puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir