Bosquejo Bíblico De Salmo 56

El Salmo 56 es una escritura bíblica importante. Es la sabiduría de Dios que nos enseña cómo lidiar con el estrés y la desesperación, y nos da la capacidad de ver más allá de nuestras propias circunstancias hacia el futuro.

Índice de Contenido
  1. Ten piedad de mí, Dios mío,
  2. Porque mis enemigos me persiguen
  3. Todo el día presionan su ataque.
  4. Mis adversarios me persiguen todo el día;
  5. En su orgullo muchos me atacan.
  6. Cuando tengo miedo
  7. Pongo mi confianza en ti.
  8. En Dios, cuya palabra alabo, en Dios confío y no tengo miedo.
  9. ¿Qué pueden hacerme los simples mortales?
  10. Todo el día tergiversan mis palabras;
  11. Siempre están tramando para perjudicarme.
  12. Conclusión:

Ten piedad de mí, Dios mío,

Dios es el único que puede ayudarte y protegerte. Es el único que puede salvarte y darte esperanza.

Dios es tu fuerza cuando todo lo demás parece perdido, y sin embargo, al mirar el Salmo 56:5-7, vemos que este tipo de confianza puede ser difícil de conseguir. Te han herido antes, ¿verdad?

Tal vez alguien te ha defraudado o te ha dicho algo poco amable. Y aunque Dios podría proporcionarnos todas estas cosas -podría ser nuestra fuerza-, decidimos no confiar en Dios porque no queremos volver a ser decepcionados o abandonados en el frío (ver Salmo 56:8).

Pero hay otra forma de ver este pasaje: Cuando tengo la tentación de huir de Dios porque tengo miedo al rechazo o a la decepción o a ser defraudado de nuevo... cuando tengo la tentación de no confiar en Él...

Entonces, en lugar de alejarme de Él por completo, tal vez mi elección debería ser simplemente elegirle a Él de todos modos, ¡aunque no siempre sea fácil!

Porque mis enemigos me persiguen

La palabra enemigo se utiliza a menudo para describir a alguien que te ha perjudicado o que está en tu contra. También puede referirse a alguien que intenta hacerte daño o quitarte tus posesiones.

El término enemigo también puede referirse a una persona que intenta matarte, como en:

"El policía fue disparado por sus compañeros cuando lo vieron como un enemigo de la sociedad".

La palabra adversario tiene un significado similar, pero también puede usarse de forma más general con cualquier relación negativa entre dos partes, incluso si no ha habido una interacción personal entre esas partes antes.

Recomendado:  5 Cosas Que Nuestros Hijos Necesitan Según La Biblia

Por ejemplo: "Había una relación de adversario entre mi jefe y yo".

Todo el día presionan su ataque.

El verso es de Salmos 56:2 y dice: "Todo el día presionan su ataque".

Este pasaje es una cita de la Biblia, concretamente del Salmo 56. El texto original en hebreo de este verso se encuentra en el Tanaj o Antiguo Testamento cristiano. La cita procede del capítulo 3 del libro de los Salmos, en el que se dice:

"Porque ¿qué tengo yo en el cielo? ¿Y además de ti qué deseo en la tierra?... ¡Oh Dios! Contempla mi aflicción; mira mi angustia; escucha mis palabras".

Mis adversarios me persiguen todo el día;

El pasaje comienza con la sensación de urgencia del autor. Le persiguen sus enemigos y quiere encontrar la forma de escapar de ellos. Dice que le "persiguen" todo el día, lo que significa que nunca están lejos de él.

La siguiente línea describe cómo sus enemigos se han vuelto crueles y violentos con él:

"Afilan sus lenguas como espadas; con carbones encendidos ponen sus rostros contra mí".

En esta línea, se puede ver cómo no es sólo cuestión de estar solo en un lugar: ¡tiene que seguir moviéndose para evitar el peligro! En este punto de su escrito, podría considerar si sería mejor para usted (como individuo) o para la humanidad en su conjunto si no hubiera ninguna amenaza.

¿Por qué hay tanta maldad y destrucción en nuestro mundo actual? ¿Y qué podríamos hacer ante esta situación para poder convivir pacíficamente?

En su orgullo muchos me atacan.

El orgullo es un pecado. El orgullo es una forma de amor propio, y el amor propio es la raíz de todo pecado (Santiago 4:1).

El amor propio puede manifestarse de muchas maneras, pero el orgullo es su manifestación más prominente. Lleva a otros pecados como la gula, los celos, la codicia, la ira y la envidia (Romanos 1:29).

El orgullo hace que la gente piense que es mejor que otros porque posee algún tipo de rasgo o habilidad (1 Corintios 4:7). El orgullo también lleva a las personas a justificar sus acciones para mantener su propia estima.

Recomendado:  Qué Es La Levadura En La Biblia

Dirán cosas como "Sólo hago lo que tengo que hacer por el bien de la humanidad; ¡deberían estar agradecidos por mis esfuerzos!" o "¡De todas formas, no importa lo que los demás piensen de mí! Estoy haciendo lo correcto siguiendo la voluntad de Dios".

Cuando tengo miedo

El autor del Salmo 56 fue David, rey de Israel. El año en que fue escrito no se menciona en el texto, pero algunos estudiosos han sugerido que podría haber sido escrito alrededor del año 960 a.C., durante un periodo en el que David huía de las fuerzas del rey Saúl y se escondía en cuevas cerca de Jerusalén (1 Samuel 22:1-2).

Pongo mi confianza en ti.

Pongo mi confianza en ti. Porque tú eres mi Dios y en ti confío. Mis tiempos están en tu mano; ¡sálvame de la mano de mis perseguidores y redímeme de la opresión violenta! 4 ¡Rescátame de los que me persiguen, porque son demasiado fuertes para mí!

5 Haz que tropiecen con sus propios pies para que vuelvan al lugar de donde salieron en su camino de regreso al exilio (Salmo 56:1-5).

En Dios, cuya palabra alabo, en Dios confío y no tengo miedo.

El Salmo 56 es un salmo de David, que fue profeta y rey. Este pasaje de los Salmos está escrito para que lo leas en tiempos de lucha y angustia.

El primer verso dice: "En Dios, cuya palabra alabo, en Dios confío y no temo".

  • Dios es la fuente de toda sabiduría (Santiago 1:5).
  • Dios es la fuente de toda fuerza (2 Corintios 12:9).
  • Dios es la fuente del consuelo (1 Tesalonicenses 4:18).
  • Él promete la esperanza (Romanos 15:13)
  • y el amor (Juan 3:16)
  • la alegría (1 Pedro 1:8)
  • la paz (Filipenses 4:7),
  • la liberación de la ansiedad/el miedo/el temor/la angustia/la angustia/(etc.)...

¿Qué pueden hacerme los simples mortales?

Los simples mortales no pueden hacerme nada, porque el Señor es mi fuerza y mi escudo.  Como cristiano, debes saber que Dios se preocupa por ti y te protegerá de todo daño. Por eso nos ha dado a su hijo como escudo, para protegernos de los ataques de Satanás a nuestra alma. Él te mantendrá a salvo de cualquier tentación que se te presente, por muy dura que sea.

Recomendado:  Estudio Bíblico De Hebreos 9:28

Todo el día tergiversan mis palabras;

Y estoy harto de ello. Siempre me acusas de cosas que no son ciertas, y tergiversas mis palabras para que parezca que quise decir algo totalmente distinto. Siempre estás conspirando contra mí, incluso cuando las cosas van perfectamente normales. ¡Ya estoy harto!

Siempre están tramando para perjudicarme.

Esta sección del salmo es una llamada a la oración. El salmista pide a Dios que escuche su oración y le ayude a superar sus problemas. Sabe que Dios le escucha y le responderá, pero también pide que Dios le haga fuerte para que pueda superar estas pruebas con valor.

El versículo bíblico dice: "Siempre están conspirando para perjudicarme; crujen los dientes contra mí maliciosamente".

Esto se refiere tanto en sentido literal como figurado. Literalmente, había gente que conspiraba contra la vida de David (1 Samuel 18:8-9).

En sentido figurado, podemos suponer que el salmista se refiere aquí a los enemigos espirituales que siempre tratan de dañar a los creyentes espiritualmente causándoles problemas en la vida o desviándolos de seguir los caminos de Dios para vivir Su Palabra (Proverbios 28:5).

El tono es uno en el que el autor se siente desesperadamente atrapado por algo malo que está sucediendo a su alrededor, pero no sabe qué más puede hacer al respecto, aparte de pedir ayuda a Dios porque sabe que Él le escuchará.

Conclusión:

El Salmo 56 es una cita bíblica del libro de los Salmos. Es un salmo de confianza, alabanza y agradecimiento. El autor de este salmo es el rey David, lo que hace que sea fácil relacionarse con él, ya que también fue un hombre que tuvo su cuota de problemas.

El primer verso dice:

"Ten piedad de mí, oh Dios, ten piedad de mí, porque en ti confía mi alma; sí, a la sombra de tus alas me refugiaré, hasta que pasen estas calamidades".

Ayudarán a entendernos mejor a nosotros mismos, así como el plan de Dios para nuestras vidas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Bosquejo Bíblico De Salmo 56 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir