Análisis Bíblico De Filipenses 1:21-23

El apóstol Pablo fue un hombre que encontró alegría y plenitud en Cristo, sin importar lo que la vida le deparara. En Filipenses 1:21-23, habla de que tanto vivir como morir sería mejor para él si eso significara servir más a Dios.

Aunque nunca podamos entender del todo por qué le ocurren cosas malas a la gente buena (y ni siquiera deberíamos intentarlo), podemos encontrar esperanza y paz al saber que Dios tiene en última instancia el control de todas las cosas, incluso cuando parece que la vida no es lo suficientemente justa o buena para que sigamos adelante.

Índice de Contenido
  1. Que podemos leer en Filipenses 1:21 (NLT)
  2. Vivir significa vivir para Cristo, y morir es aún mejor.
    1. Filipenses 1:22-23 (NLT)
  3. Realmente no sabemos qué es mejor.
  4. Estoy dividido entre dos deseos.
  5. Para llevar:

Que podemos leer en Filipenses 1:21 (NLT)

La palabra "mejor" se traduce de la palabra griega "ethos". La palabra ethos significa carácter moral, hábitos, modales y conducta. Es un término comparativo que significa "más provechoso, ventajoso o útil". En otras palabras, significa que algo es más beneficioso que otra cosa. He aquí un ejemplo:

  • La carretera con puente es mejor que la carretera sin puente porque te permite cruzar más rápido cuando hay agua debajo de tu coche y evita que tu vehículo se dañe en caso de inundación (o de caída de objetos).

Vivir significa vivir para Cristo, y morir es aún mejor.

El punto de Pablo es que para él, vivir para Cristo es mejor que morir. Prefiere morir por Cristo que vivir de otra manera. No es un sentimiento morboso, sino una expresión de su amor y devoción a Dios. Creo que todos podemos respetar también este sentimiento.

Recomendado:  Estudio Bíblico Sobre Proverbios 23:7

Vivir para Cristo significa tomar decisiones basadas en lo que crees que Dios quiere, en lugar de tratar de complacerte a ti mismo o a los demás primero. También implica experimentar las alegrías -y los retos- de seguir a Dios cada día, incluso cuando no tienen sentido o no parecen fáciles a primera vista.

Filipenses 1:22-23 (NLT)

Tengo el privilegio de hablarles hoy de Filipenses 1:21-23. En estos versículos, Pablo escribe: "Para mí, vivir es Cristo y morir es ganancia".

Quizá se pregunten por qué alguien diría que la muerte es un beneficio. Tendemos a pensar en la muerte como algo malo. Pero Pablo no lo ve así en absoluto. De hecho, dice que si muriera ahora mismo y fuera al cielo, se consideraría bendecido sin medida. ¡Eso es lo mucho que ama a su Salvador y quiere que todos los demás lo conozcan también!

Realmente no sabemos qué es mejor.

Permítanme tomar un momento para decir que sé que no siempre es fácil saber qué hacer cuando sientes que tu vida se desmorona. Además, Dios siempre tiene un plan para ti, y siempre sabe lo que es mejor para sus hijos.

Pero si hay algo que advertiría al tomar este tipo de decisiones, es esto: no digas nada a la ligera sobre lo "triste" o "deprimido" o "abrumado" que te sientes con respecto a tu enfermedad.

Es natural que, como humanos, queramos la compasión de los demás -incluso puede ayudarnos a sentirnos mejor temporalmente-, pero sepa que la única persona que debería ser plenamente consciente de lo mal que se han puesto las cosas es Dios mismo (véase el Salmo 32:8-9).

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Mateo 8:5-13

Dejar que otras personas conozcan tus sentimientos no va a acercarlas a tu vida; más bien, compartir demasiado probablemente las aislará más de lo que ya están.

Estoy dividido entre dos deseos.

Pablo está dividido entre dos deseos: quiere ir y estar con Cristo, lo que sería mucho mejor para él; pero al mismo tiempo, también quiere quedarse en la tierra porque sería mejor para los demás.

No es de extrañar que Pablo esté desgarrado porque ambas opciones suenan muy bien. Irse y estar con Cristo suena muy bien; ¿quién no querría eso? Pero quedarse en la tierra también suena muy bien: ¿quién no querría tener la oportunidad de servir a otras personas y ayudarlas a crecer en su fe?

Este pasaje está lleno de contrastes entre el cielo y la tierra, así que veamos más de cerca algunos de esos contrastes.

Para llevar:

La alegría en el Señor es un don. No puede ganarse ni conseguirse con nuestro propio esfuerzo, sino que está disponible para aquellos que creen y confían en Jesucristo como su salvador del pecado. El apóstol Pablo escribe:

"Cuando soy débil, entonces soy fuerte" (2 Corintios 12:10).

Este versículo nos recuerda que podemos encontrar alegría en los momentos de dificultad cuando confiamos en Dios y le permitimos que nos fortalezca con su gracia.

En Filipenses 1:21-23, Pablo nos anima a alegrarnos en el Señor independientemente de nuestras circunstancias. Dice que ésta debe ser nuestra actitud constante porque "vivir es Cristo" (versículo 21).

Nuestras vidas son preciosas porque han sido redimidas por la gracia de Dios; por tanto, no tenemos que retroceder ante el sufrimiento o la adversidad, sino que podemos afrontarlos con confianza porque Cristo ha vencido a la propia muerte (versículo 24b).

Recomendado:  Qué Es El Siclag En La Biblia

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Análisis Bíblico De Filipenses 1:21-23 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir