10 Recompensas De Un Servidor De Cristo

Descargo de responsabilidad: Este no es un post patrocinado. Está escrito por alguien a quien le apasiona escribir y compartir algo en lo que cree con sus lectores. Tenga en cuenta que este no es un post pagado o patrocinado. He sido tan bendecida de poder servir a Cristo de muchas maneras diferentes a lo largo de mi vida, pero una de las cosas más gratificantes que he hecho ha sido convertirme yo misma en una sierva de Cristo.

Recompensas De Un Servidor

¡Cuando te conviertes en un siervo de Cristo hay algunas grandes recompensas que vienen con él! En este blog exploraremos esas recompensas y más:

Índice de Contenido
  1. Dios estará contigo dondequiera que vayas.
  2. Él obrará todas las cosas para tu bien.
  3. Serás un heredero con Cristo.
  4. Nunca caminarás solo.
  5. No serás movido.
  6. Te guiará con ojos de amor.
  7. Dios está a tu favor, ¿quién puede oponerse a ti?
  8. Dios te ayudará en los momentos difíciles.
  9. Dios ha prometido no dejarte ni abandonarte nunca.
  10. Serás fortalecido por su Espíritu dentro de ti.
  11. El servicio a Cristo proporciona muchas recompensas.
  12. Conclusión

Dios estará contigo dondequiera que vayas.

Un siervo de Cristo sabe que Dios está con él o ella dondequiera que vaya. El Señor siempre tiene el control, y siempre le cubre la espalda. El Salmo 46:1 dice: "Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre presente en las dificultades" (NVI).

Cuando pases por un momento difícil, puedes acudir a Dios en busca de consuelo, porque Él te dará la fuerza que necesitas para afrontar la situación. No importa lo que ocurra en la vida, es importante que los cristianos recuerden que su esperanza está sólo en Dios: ¡Él nunca nos dejará ni nos abandonará!

Él obrará todas las cosas para tu bien.

Dios obra todas las cosas para tu bien. Dios obra todas las cosas para el bien de los que le aman, de los que son llamados según su propósito (Romanos 8:28). La palabra de Dios dice que Él está a favor de nosotros y no en contra de nosotros (Romanos 8:31), así que podemos estar seguros de que cualquier cosa que se nos presente en la vida, Dios la resolverá para nuestro bien.

Mira También Creciendo A Una Etapa Madura En Cristo Creciendo A Una Etapa Madura En Cristo

Serás un heredero con Cristo.

Es la herencia que Dios ofrece a aquellos que están dispuestos a vivir sus vidas de acuerdo con su Palabra. Es la vida eterna. Es una nueva forma de pensar y de vivir, que nos permitirá ver oportunidades de servicio donde otros no las ven o no las reconocen como tales.

Nunca caminarás solo.

Como siervo de Dios, nunca caminarás solo. Tendrás el apoyo de otros cristianos y del Espíritu Santo, así como de la Biblia y de la familia de tu iglesia. También tendrás el apoyo de tu familia porque ellos saben lo importante que es para ti tu relación con Dios.

No serás movido.

Ser un siervo de Cristo es ser un embajador de Dios. Más concretamente, significa que le representas a él y a sus valores ante el mundo que te rodea. Si un cristiano es llamado a hacer algo difícil o desagradable, debe recordar que está en buena compañía porque Jesús también lo estuvo, y además, ¡Todo forma parte del plan!

Te guiará con ojos de amor.

Los ojos de Dios están siempre sobre ti. Puedes confiar en Dios, y Él te guiará en cada situación que se presente. La Biblia dice: "Porque los ojos de Jehová van de un lado a otro por toda la tierra, para mostrarse fuerte en favor de aquellos cuyo corazón es perfecto para con él" (2 Crónicas 16:9).

Esto significa que no importa los problemas que lleguen a tu vida, si sigues confiando en Jesucristo como tu Salvador y Señor y te diriges a Él en busca de ayuda, Él siempre estará ahí para ti. No importa a dónde vayas o lo que te suceda, Jesucristo está a tu lado, ¡nunca te dejará ni te abandonará!

Dios está a tu favor, ¿quién puede oponerse a ti?

Este versículo de la Escritura de Romanos 8:31 es mi favorito. Me recuerda que Dios ha prometido bendecirme y protegerme en todo. Así que, no importa lo que me suceda o lo que me rodee, sé que la mano de Dios siempre estará ahí para ayudar y guiar.

Mira También Debemos Limpiar Para Santificar Debemos Limpiar Para Santificar

Dios te ayudará en los momentos difíciles.

La ayuda de Dios está disponible en los momentos difíciles. Dios nos ayudará cuando estemos en problemas, y también nos ayudará cuando estemos deprimidos. Se trata de la fe en que Dios puede hacer estas cosas por ti, pero lo hará si se lo pides.

Dios ha prometido no dejarte ni abandonarte nunca.

Dios ha prometido que nunca te dejará ni te abandonará. (Hebreos 13:5) Dios está con nosotros en cada momento de nuestra vida. Está con nosotros en nuestras pruebas y penas, en nuestra felicidad y alegría, en nuestros éxitos y fracasos, cuando somos jóvenes o viejos, cuando estamos sanos o enfermos, en tiempos de paz o de guerra... ¡Dios está siempre con nosotros!

Serás fortalecido por su Espíritu dentro de ti.

A medida que sirvas al Señor, Él te va a dar fuerza, sabiduría y alegría. Esta es una de las mejores cosas de ser un siervo de Cristo: podemos contar con él para que nos dé estas cosas.

El Espíritu Santo te ayudará en tu servicio dándote su propia fuerza y sabiduría. También te guiará para que experimentes la alegría en lo que haces como siervo de Cristo, y eso puede ser muy importante para aquellos que no se consideran personas alegres por naturaleza.

Finalmente, tener el Espíritu Santo dentro de ti hará más fácil que otras personas vean que hay algo diferente en la forma en que vives tu fe en comparación con otros que no son cristianos. El Espíritu Santo ayuda a que nuestras vidas sean más parecidas a las de Cristo, porque nos da una paz interior que irradia desde nuestros corazones hacia todo lo que nos rodea.

El servicio a Cristo proporciona muchas recompensas.

Como siervo de Cristo, experimentarás muchas recompensas. Pero como todo lo que vale la pena, servir a Cristo requiere compromiso y sacrificio. Servir a Dios no es sólo un trabajo o una responsabilidad más; es una forma de vida que a veces puede ser difícil.

Mira También Evangelismo Personal E Interactuado El Evangelismo Personal E Interactuado

Servir a Cristo no consiste en obtener algo a cambio; se trata de ser obediente a sus mandatos por amor a Él y a los demás. Servir a Dios tampoco es una obligación; es una elección que hacemos cada día para seguir su ejemplo lo mejor que podamos y servir también a los demás.

Servir a Dios puede parecer abrumador al principio, pero recuerda que Él te ha elegido porque sabe que tienes lo que hace falta. Y si necesitas ayuda en el camino, busca a los que ya le están sirviendo para que te muestren cómo hacerlo eficazmente (Mateo 18:20). Mientras tu motivación para servir a Dios esté arraigada en la verdadera fe y el amor por Él -y no sólo en el deber- te encontrarás creciendo más cerca de Él a través de cada acto de servicio.

Conclusión

Hemos hablado de las 10 recompensas de servir a Cristo, pero lo más importante es que le sirvas a Él. La Biblia dice en Juan 14:15-17, "Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador". Este Consolador es el Espíritu Santo que nos guiará a toda la verdad (Juan 16:13). Así que te animo a servir a Dios fielmente y a confiar en que Él te recompensará con muchas bendiciones.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 10 Recompensas De Un Servidor De Cristo puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir