¿Tiene algún significado la luna llena en la Biblia?

Respuesta

La luna es una de las "grandes luces" que Dios hizo el cuarto día de la creación (Génesis 1:14-18). Estas grandes luces debían ayudar a la humanidad a marcar el paso del tiempo y la rotación de la tierra. Las culturas antiguas basaban sus estaciones, e incluso sus celebraciones, en las fases de la luna. Últimamente hemos oído hablar mucho de las "lunas de sangre" como señal de que el regreso de Jesús es inminente, pero ¿tiene la luna llena algún significado bíblico?

Las lunas llenas se mencionan en algunos lugares de la Escritura, pero no de forma que marquen un significado particular. Las lunas nuevas marcaban el comienzo de los meses en el calendario lunar hebreo y también significaban el momento en que los israelitas llevaban sacrificios al Señor (Números 10:10; 28:11). El Salmo 81:3 alude a las fiestas celebradas "cuando la luna está llena" El profeta Joel predijo que el sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes de la llegada del día grande y terrible del Señor" (Joel 2:31; cf. Apocalipsis 6:12). Isaías 30:26 habla de una luna anormalmente brillante que desempeñará un papel cuando llegue el Día del Señor.

Los seres humanos tienen tendencia a adorar cualquier cosa que parezca más grande que nosotros, y la adoración de la luna (o de la diosa de la luna) ha sido un problema histórico. Dios nos advirtió de ello en Deuteronomio 4:19: "Cuando mires al cielo y veas el sol, la luna y las estrellas -todas las huestes celestiales- no te dejes seducir para inclinarte ante ellas" Algunas culturas han atribuido cualidades divinas al sol y a la luna y les han construido altares y adorado. Pero la luna es una creación de Dios, al igual que la tierra, y no es digna de adoración o alabanza. Cuando cambiamos nuestro enfoque del Creador a la creación, somos culpables de idolatría (Romanos 1:25).

Recomendado:  ¿Qué significa que Dios puede hacer inconmensurablemente más de lo que podemos pedir o imaginar en Efesios 3:20?

Una importante verdad espiritual que podemos aprender de la luna llena es que, por muy brillante y hermosa que sea, no tiene brillo propio. Depende totalmente del sol para su luz. Sin el sol, la luna es sólo un trozo de roca oscura. Del mismo modo, los seres humanos no tenemos luz propia. Fuimos creados a imagen de Dios para reflejar su brillo y su gloria (Génesis 1:27). Cuando nos volvemos de cara a la majestuosidad de Dios Todopoderoso, cuando nos rendimos a Él y le buscamos de todo corazón, reflejamos su gloria (Mateo 5:14). Fuimos creados para ser reflectores de Su luz en este mundo (Juan 1:4-5). Cuando brillamos en la gloria de Dios, no debemos ser adorados, pues la luna no debe ser adorada. Debemos señalar a la gente a Jesús, comprometiéndonos a reflejar Su luz (Juan 8:12).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Tiene algún significado la luna llena en la Biblia? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir