¿Qué significa "toda bendición espiritual" en Efesios 1:3?

Respuesta

En Efesios 1:3-14, el apóstol Pablo abre su carta con una extensa bendición. El pasaje completo de doce versos constituye una frase continua en la lengua griega original. Pablo se deshace en declaraciones de las bendiciones de Dios sin detenerse a respirar. Comienza diciendo: "Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en los cielos con toda bendición espiritual en Cristo" (versículo 3).

Todas las bendiciones espirituales se refiere a todos los dones imaginables de la redención que los cristianos reciben al estar unidos a Jesucristo. Pablo hace una referencia intencionada a la Trinidad en Efesios 1:3-14 y de nuevo en el versículo 17. Dios Padre es el creador y la fuente de todas las bendiciones espirituales. El ámbito o alcance de estos dones es "en Cristo" Sólo a través de nuestra identificación y unión con el Hijo de Dios podemos recibir sus incontables bendiciones. Y la naturaleza de los dones es espiritual. El Espíritu Santo es el ejecutor que aplica la obra de Cristo a nuestros corazones y vidas.

En primer lugar, tenemos el don de Dios de ser elegidos y predestinados "para la adopción a la filiación por medio de Jesucristo" (Efesios 1:4-5). Al igual que Yahvé eligió a Israel para que fuera Su posesión preciada, elige a los creyentes para que reciban el gran honor y el privilegio de convertirse en Sus amados hijos espirituales mediante el sacrificio redentor de Jesucristo. Nuestro Padre celestial nos ama tanto que "nos llama hijos suyos, y eso es lo que somos" (1 Juan 3:1, NLT).

A continuación, Pablo presenta el don de la "gloriosa gracia" de Dios que "ha derramado sobre nosotros, que somos de su querido Hijo". Es tan rico en bondad y gracia que compró nuestra libertad con la sangre de su Hijo y perdonó nuestros pecados. Ha derramado su bondad sobre nosotros, junto con toda la sabiduría y la comprensión" (Efesios 1:6-8, NLT). Nuestro Padre celestial es rico en gracia, bondad, perdón, libertad, sabiduría y comprensión, y nos hace ricos en lo mismo, en Jesucristo, Su Hijo. Por eso Pablo pudo decir: "Y mi Dios suplirá todas vuestras necesidades según las riquezas de su gloria en Cristo Jesús" (Filipenses 4:19).

Recomendado:  ¿Cuál es la historia de José y Potifar?

Sin duda, la menor de las bendiciones de Dios en Cristo es que "tenemos la redención por su sangre, el perdón de los pecados" (Efesios 1:7). La palabra griega traducida como "redención" se refiere aquí al acto de realizar un pago completo para liberar a una persona esclavizada. Cuando creemos en Jesús y lo recibimos como Señor y Salvador, nuestros pecados son perdonados, pagados por Su muerte en la cruz (Mateo 26:27-28; Colosenses 1:14). La muerte de Cristo satisface las exigencias de Dios, liberándonos del pecado y de su sentencia de muerte asociada (Romanos 8:1-2) y haciéndonos "santos e irreprochables a sus ojos" (versículo 4).

Otra bendición espiritual en Cristo es que Dios nos da a conocer "el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que se propuso en Cristo, para llevarlo a cabo cuando se cumplan los tiempos, a fin de dar unidad a todas las cosas en el cielo y en la tierra bajo Cristo" (Efesios 1:9-10). Pablo habla aquí del misterio divino de la Iglesia del Nuevo Testamento, que antes se mantenía en secreto, pero que ahora se ha revelado en Jesucristo (Colosenses 1:26-27). El plan de Dios es que tanto los judíos como los gentiles compartan por igual el evangelio de la salvación y formen un nuevo pueblo unido en Jesucristo (Efesios 1:12-13; 3:3, 5-6, 9).

Toda bendición espiritual incluye también la verdad de que hemos obtenido una herencia celestial (Efesios 1:11-14). Por ahora, estamos "sellados con el Espíritu Santo prometido, que es la garantía de nuestra herencia hasta que tomemos posesión de ella, para alabanza de su gloria" (versículos 13-14). Estamos marcados con el sello de Dios -el Espíritu Santo- que nos da seguridad espiritual y prueba de propiedad. En la eternidad, tomaremos plena posesión de esa herencia.

Recomendado:  ¿Qué es la Reunión de la Iglesia de Cristo?

Toda bendición espiritual abarca todos los dones del Espíritu Santo otorgados por Dios Padre a quienes han experimentado Su salvación en Jesucristo. Pedro afirma que el "poder divino nos ha dado todo lo que necesitamos para vivir piadosamente mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y bondad" (2 Pedro 1:3). A los creyentes en Jesús no les faltan motivos para alabar a Dios por bendecirnos abundantemente con todas las bendiciones espirituales en Cristo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa "toda bendición espiritual" en Efesios 1:3? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir