¿Qué significa ser castigado?

Respuesta

Hebreos 12:6 dice: "Porque al que ama el Señor, lo castiga, y azota a todo hijo que recibe". Otra palabra para "castigar" es "disciplinar" El pasaje continúa citando Proverbios 3:11-12, que dice: "Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor, y no te resientas de su reprimenda; porque el Señor disciplina a los que ama, como un padre al hijo con el que se deleita" La disciplina adecuada es una prueba de amor.

A lo largo de la Escritura, Dios se presenta como un Padre. Los que han recibido a Jesús como Salvador son Sus hijos (Juan 1:12; Gálatas 3:26). Utiliza la analogía padre/hijo porque la entendemos. Se compara con un padre amoroso que no sólo bendice, sino que también disciplina a sus amados hijos por su propio bien. Hebreos 12 continúa mostrando que los que no reciben la disciplina de Dios no son hijos legítimos (versículo 8). Un padre cariñoso vigila a su hijo con atención, y cuando ese hijo desafía sus órdenes y se dirige al peligro, el padre lo disciplina para mantenerlo a salvo. Dios lo hace con nosotros. Cuando un hijo de Dios renacido se dirige hacia el pecado o se niega a resistir la tentación, nuestro Padre Celestial introduce el castigo en su vida para conducirlo de nuevo a la santidad

El castigo puede venir en forma de sentimientos de culpa, circunstancias desagradables, pérdida de la paz, fracturas en las relaciones o cualquier número de consecuencias negativas al elegir el pecado. A veces el castigo del Señor puede ser la enfermedad física o incluso la muerte (1 Corintios 11:30).

La gente se pregunta a menudo si Dios les "castiga" por sus malas decisiones pasadas. Todo nuestro castigo por el pecado se agotó en Jesús en la cruz (Romanos 5:9). La ira de Dios se derramó sobre Él para que a los que están "en Cristo Jesús" (Romanos 8:1) no les quede ninguna ira. Cuando entregamos nuestra vida a Cristo, nuestro Sustituto por el pecado, nuestro pecado es perdonado y Dios ya no lo recuerda (Hebreos 8:12; 10:15-18). Sin embargo, a menudo nuestras decisiones erróneas en el pasado han traído consecuencias desagradables ahora. Dios no elimina necesariamente las consecuencias naturales del pecado cuando nos arrepentimos. Esas consecuencias son herramientas que Dios puede utilizar para enseñarnos, para evitar que repitamos los mismos errores y para recordarnos la gracia de Dios.

Recomendado:  ¿Por qué se enfadó Jonás porque los ninivitas se habían arrepentido (Jonás 4:1-2)?

En toda la Biblia se encuentran ejemplos de castigo. Los israelitas desobedecían continuamente los mandatos de Dios (Números 14:21-23; Jueces 2:1-2; 2 Reyes 18:12). Tuvo paciencia con ellos, envió a los profetas a suplicarles y les advirtió muchas veces. Pero cuando se atrincheraban y abrazaban los ídolos o las prácticas perversas, Dios les infligía castigos en forma de plagas o ataques enemigos (Jeremías 40:3). Todavía los amaba, y en Su amor no podía permitir que siguieran con un comportamiento que los destruiría.

También hay muchos ejemplos de castigos personales en la Biblia, incluso sobre aquellos en los que el Señor está más complacido: el Mesías (Números 27:12), David (1 Crónicas 28:3) y Salomón (1 Reyes 11:11), por nombrar algunos. Observa que, aunque estos hombres cometieron errores y fueron castigados por ellos, Dios no dejó de amarlos ni de utilizarlos. Aplicó la disciplina adecuada al delito, pero siempre perdonó al corazón verdaderamente arrepentido. Dios siempre restauró la relación.

Cuando pecamos, podemos esperar que nuestro amoroso Padre Celestial no nos permita salirnos con la nuestra. Porque nos ama, desea que vivamos una vida santa (1 Pedro 1:15-16; Romanos 8:29). Si alguien profesa conocer a Cristo, pero vive un estilo de vida de pecado no arrepentido y afirma "sentirse bien con ello" sin dudarlo, entonces esa persona no es un hijo legítimo de Dios (Apocalipsis 3:19; Hebreos 12:5-11; Job 5:17; Salmo 94:12; I Juan 3:4-12). Dios "castiga a todos los que acepta como hijos" (Hebreos 12:6).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa ser castigado? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir