¿Qué significa que Satanás quería cribar a Pedro como el trigo (Lucas 22:31)?

Respuesta

En la Última Cena, Jesús advirtió a Simón Pedro que se acercaba una prueba de fe: "¡Simón, Simón! En efecto, Satanás ha preguntado por vosotros, para tamizaros como el trigo" (Lucas 22: 31). El discípulo más ferviente parecía estar en la misma situación que Job cuando Satanás quiso ponerle a prueba (Job 1-2). Satanás quería "cribar a Pedro como el trigo", es decir, deseaba sacudir la fe de Pedro con tanta fuerza que cayera, demostrando que el fiel siervo de Dios carecía de ella.

Pero no sólo Pedro estaba en peligro. La palabra "vosotros" en Lucas 22:31 es plural. Jesús se dirigía a Pedro para informarle de que Satanás tenía en su punto de mira a todos los discípulos. Algunas traducciones, como la Biblia de Estudio de Berea, especifican todo el grupo: "Simón, Simón, Satanás ha pedido tamizar a cada uno de vosotros como el trigo"

El nombre Satanás significa "adversario" o "acusador" Acusa al pueblo de Dios de hacer el mal (Zacarías 3:1; Apocalipsis 12:10). Como Pedro testificaría más tarde, el diablo "merodea como un león rugiente buscando a quien devorar" (1 Pedro 5:8).

Tamizar como el trigo es una metáfora que también puede expresarse como "sacudir a alguien" o "quebrar a una persona" Amós 9:9 nos da una imagen similar de Dios sacudiendo a Israel: "Porque daré la orden y sacudiré a Israel junto con las demás naciones como se sacude el grano en un tamiz, pero no se perderá ni un solo grano verdadero" (NLT).

En los tiempos bíblicos, el trigo u otro grano se tamizaba a través de un tamiz o un gran colador. Al agitarlo violentamente, la suciedad y otras impurezas que se adherían al grano durante el proceso de trilla se separaban del grano bueno y utilizable.

Recomendado:  ¿Qué creó Dios en el tercer día de la creación?

Al tamizar a Pedro y a los demás discípulos como si fueran trigo, el objetivo de Satanás era aplastarlos y arruinar su fe. En efecto, el adversario quiere destruir la fe de todo creyente (Juan 10:10). Pero Jesús aseguró a Pedro: "He rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no desfallezca. Así que, cuando os hayáis arrepentido y os hayáis vuelto a mí, reforzad a vuestros hermanos" (Lucas 22:32, NLT). El papel de liderazgo de Pedro en la iglesia primitiva demostró que la oración del Señor por Pedro fue atendida.

Jesús no prometió eliminar la inminente prueba de Pedro. Al contrario, predijo que Pedro fracasaría en la prueba al negar a Cristo tres veces (Lucas 22:34). Las pruebas se esperan en la vida cristiana. "Tenemos que pasar por muchas pruebas para entrar en el reino de Dios", dicen los misioneros en Hechos 14:22. Dios utiliza estas experiencias para nuestro bien (Romanos 8:28), para refinar nuestro carácter y fortalecer nuestra fe (1 Pedro 1:6-7; Santiago 1:2-4,12), y para hacernos más parecidos a Jesús (Romanos 8:29).

Siempre que experimentamos una prueba, Jesús está con nosotros para fortalecernos e interceder por nosotros (Filipenses 4:13; Romanos 8:26-39). En los momentos difíciles, es reconfortante recordar que el poder de Satanás para cribar a Pedro como si fuera trigo quedó limitado por la intercesión de Cristo. Cuando Satanás nos persiga, debemos recordar que Jesucristo siempre vive para interceder por nosotros (Hebreos 7:25).

Jesús confiaba en que Simón Pedro resucitaría y seguiría fortaleciendo a los demás discípulos. Otra razón por la que el Señor nos permite sufrir a través de experiencias de prueba es para que podamos aprender a ayudar a otros a crecer en su fe: "¡Incluso cuando estamos abrumados por los problemas, es para vuestro consuelo y salvación! Porque cuando nosotros mismos seamos consolados, seguramente os consolaremos a vosotros. Entonces podréis soportar con paciencia lo mismo que sufrimos nosotros" (2 Corintios 1:6, NLT).

Recomendado:  ¿Qué es el Anticristo?

Antes de la triple negación de Pedro, éste estaba demasiado confiado, confiando en sus propias fuerzas (Lucas 22:33). Pero después de ser cribado como el trigo, Pedro aprendió que el fracaso es posible porque la carne es débil (véase Marcos 14:38). Ahora que comprendía lo fácil que es caer, Pedro tendría compasión y misericordia con los demás al ayudarles a evitar el mismo error.

Nuestra verdadera fe y perseverancia se revelan no en un camino de perfección sin pecado, sino en el arrepentimiento y la restauración. Nos levantamos y seguimos adelante, como Pedro, después de caer. Cuando Satanás viene a tamizarnos como el trigo, tenemos un abogado, Jesucristo, que intercede por nosotros (Juan 17:9, 11, 15). Él nos protegerá para que el diablo no pueda destruir nunca nuestra fe y nuestra esperanza (Juan 10:27-28; Hebreos 7:25). Jesucristo ha comenzado una buena obra en nosotros, y es fiel a completarla (Filipenses 1:6).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa que Satanás quería cribar a Pedro como el trigo (Lucas 22:31)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir