¿Qué significa que Jesús es el Cordero de Dios?

Respuesta

Cuando se llama a Jesús el Cordero de Dios en Juan 1:29 y Juan 1:36, se refiere a Él como el sacrificio perfecto y supremo por el pecado. Para comprender quién era Cristo y lo que hizo, debemos empezar por el Antiguo Testamento, que contiene profecías sobre la venida de Cristo como "ofrenda por la culpa" (Isaías 53:10). De hecho, todo el sistema de sacrificios establecido por Dios en el Antiguo Testamento preparó el escenario para la venida de Jesucristo, que es el sacrificio perfecto que Dios proporcionaría como expiación de los pecados de Su pueblo (Romanos 8:3; Hebreos 10).

El sacrificio de corderos desempeñaba un papel muy importante en la vida religiosa judía y en el sistema de sacrificios. Cuando Juan el Bautista se refirió a Jesús como el "Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29), es posible que los judíos que le escucharon pensaran inmediatamente en cualquiera de varios sacrificios importantes. Con el tiempo de la fiesta de la Pascua muy cerca, el primer pensamiento podría ser el sacrificio del Cordero de la Pascua. La fiesta de la Pascua era una de las principales fiestas judías y una celebración conmemorativa de la liberación por parte de Dios de los israelitas de la esclavitud en Egipto. En efecto, el sacrificio del cordero pascual y la aplicación de la sangre a los postes de las casas (Éxodo 12:11-13) es una bella imagen de la obra expiatoria de Cristo en la cruz. Aquellos por los que Él murió están cubiertos por Su sangre, protegiéndonos del ángel de la muerte (espiritual).

Recomendado:  ¿Qué es la Regla de Oro?

Otro sacrificio importante en el que intervenían corderos era el sacrificio diario en el templo de Jerusalén. Cada mañana y cada tarde se sacrificaba un cordero en el templo por los pecados del pueblo (Éxodo 29:38-42). Estos sacrificios diarios, como todos los demás, eran simplemente para señalar a la gente el sacrificio perfecto de Cristo en la cruz. De hecho, el momento de la muerte de Jesús en la cruz corresponde al momento en que se realizaba el sacrificio vespertino en el templo. Los judíos de aquella época también estarían familiarizados con los profetas del Antiguo Testamento, Jeremías e Isaías, que predijeron la llegada de Aquel que sería llevado "como un cordero al matadero" (Jeremías 11:19; Isaías 53:7) y cuyos sufrimientos y sacrificios proporcionarían la redención a Israel. Por supuesto, esa persona no era otra que Jesucristo, "el Cordero de Dios"

Aunque la idea de un sistema de sacrificios puede parecernos extraña hoy en día, el concepto de pago o restitución es algo que podemos entender fácilmente. Sabemos que la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23) y que nuestro pecado nos separa de Dios. También sabemos que la Biblia enseña que todos somos pecadores y que ninguno de nosotros es justo ante Dios (Romanos 3:23). A causa de nuestro pecado, estamos separados de Dios y somos culpables ante Él. Por lo tanto, la única esperanza que podemos tener es si Él nos da un camino para reconciliarnos con Él, y eso es lo que hizo al enviar a Su Hijo Jesucristo a morir en la cruz. Cristo murió para expiar el pecado y pagar la pena por los pecados de todos los que creen en Él

Recomendado:  ¿Qué significa no juzgar para no ser juzgado (Mateo 7:1)?

Es a través de Su muerte en la cruz como el sacrificio perfecto de Dios por el pecado y Su resurrección tres días después que ahora podemos tener vida eterna si creemos en Él. El hecho de que Dios mismo haya proporcionado la ofrenda que expía nuestro pecado forma parte de la gloriosa buena noticia del Evangelio, que se expone con tanta claridad en 1 Pedro 1:18-21: "Porque sabéis que no habéis sido redimidos de la forma de vida vacía que os transmitieron vuestros antepasados con cosas perecederas como la plata o el oro, sino con la sangre preciosa de Cristo, un cordero sin mancha ni defecto. Fue elegido antes de la creación del mundo, pero se reveló en estos últimos tiempos por vuestro bien. Por medio de él creéis en Dios, que lo resucitó de entre los muertos y lo glorificó, y así vuestra fe y esperanza están en Dios"

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa que Jesús es el Cordero de Dios? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir