¿Qué significa que Dios es el Dios de todo consuelo?

Respuesta

"Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la compasión y el Dios de todo consuelo, que nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos consolar a los que están en cualquier tribulación con el consuelo que nosotros mismos hemos recibido de Dios" (2 Corintios 1:3-4).

La idea de "consuelo" implica al menos dos partes: una que da el consuelo y otra que lo recibe. También implica una necesidad, de la que la Escritura habla exclusivamente para los humanos. Los animales no tienen capacidad para recibir consuelo espiritual. Los ángeles santos no necesitan consuelo. Satanás y sus demonios están eternamente más allá (Mateo 25:41; Apocalipsis 12:9, 12; 20:10). Sólo los seres humanos -más elevados que los animales, más bajos que los ángeles y compuestos de cuerpo, alma y espíritu- fueron creados con la capacidad de recibir y dar consuelo, y vivimos en un mundo en el que lo necesitamos.

Atados en el tiempo como los animales, pero con un sentido de nuestra propia eternidad como los ángeles (Eclesiastés 3:11), los humanos sufrimos la angustia de una forma "tridimensional" única: pasado, presente y futuro. Recordamos angustias anteriores y nos llenamos de pena o arrepentimiento (Génesis 37:35; Mateo 26:75). Nos enfrentamos a los problemas y preocupaciones de cada día (Mateo 6:25-32). Reflexionamos sobre estas cosas y tememos lo que pueda venir después (versículo 34). Y más allá de estas cuestiones mundanas está el sentimiento más angustioso de todos, la culpa por haber ofendido profunda e inexcusablemente a nuestro Creador y Juez bueno y justo (Santiago 2:10-11; Apocalipsis 6:16).

Los creyentes en Cristo tienen un consuelo de Dios que incluye una verdadera liberación de la culpa. Para los cristianos, nuestro justo Juez es también nuestro amoroso Salvador (Juan 3:16-17), lo que contrasta fuertemente con la aterradora serie de deidades distantes, crueles o poco atractivas del mundo antiguo, a las que Pablo llevó la buena noticia del perdón, la reconciliación y la adopción gratuitos, completos e irrevocables (Romanos 3:23-25; 2 Corintios 5:11-21; 1 Juan 3:1-2).

Recomendado:  ¿Qué es el omnismo?

En 2 Corintios 1:3, Dios es llamado "Padre de la compasión" y "Dios de todo consuelo". En Su misericordia y amor, Dios está deseoso de dar consuelo a Sus hijos en cualquier circunstancia. Sea cual sea la prueba a la que nos enfrentemos, nuestro Padre Celestial conoce la situación y nos ofrece el consuelo necesario. El hecho de que Él sea el Dios de todo el mundo el consuelo enseña que todo el consuelo viene en última instancia de Él. Él es nuestra fuente de paz, felicidad y bendición.

El consuelo que recibimos los cristianos fluye a través de nosotros hacia los demás "para que podamos consolar a los que están en apuros con el consuelo que nosotros mismos hemos recibido de Dios" (2 Corintios 1:4). Al igual que la gracia, el consuelo es un don activo y poderoso que no sólo se recibe, sino que se comparte activamente con los demás, multiplicándose sobrenaturalmente para hacer avanzar el reino de Dios (Mateo 25:14-30). Por eso, la Biblia elogia a quienes se limitan a acompañar a las personas con problemas, como los enfermos o los presos, independientemente de que podamos cambiar sus circunstancias (Mateo 25:36-40). Al llevar consuelo a los que están en apuros, glorificamos a Dios, dando una visión de cómo Él consuela a los que están en apuros.

Las tres Personas de la Trinidad participan en el consuelo por el mero hecho de estar con nosotros. Eso es suficiente. El Padre está siempre con nosotros, como estuvo con Moisés (Éxodo 3:12) y con la nación de Israel (Deuteronomio 31:6-8). También el Hijo (Mateo 28:20; Juan 14:18) y el Espíritu (Juan 14:16-17). Por eso Pablo termina con confianza su carta a los corintios con la hermosa bendición: "Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo estén con todos vosotros" (2 Corintios 13:14).

Recomendado:  ¿Qué dice la Biblia sobre la diversión y el entretenimiento?

El Espíritu - el Parakletossu promesa de estar siempre con nosotros como Dios de todo consuelo es como Jesús mantiene su promesa de estar siempre con nosotros. Un significado de la raíz de la palabra griega para es "cerca" Las tres Personas de la Trinidad viven con y en los creyentes (Juan 14:17, 22), ¡muy cerca! En consecuencia, ninguna aflicción pasada, presente o futura puede separarnos de Dios y de su amor por nosotros en Cristo (Romanos 8:35). No sólo somos consolados en nuestros problemas, sino que somos "más que vencedores" en ellos (versículos 30-39). Cuando convirtamos nuestras preocupaciones en oraciones, "el Dios de la paz estará con [us]"(Filipenses 4:6-9).

Al final, cuando finalmente dejemos los problemas temporales de esta vida y entremos en la alegría permanente de la siguiente, nuestro Padre Celestial nos consolará para siempre, enjugando toda lágrima (Isaías 25:8; Apocalipsis 21:4), dándonos la bienvenida a un mundo en el que el consuelo ya no es necesario porque "ya no hay muerte, ni llanto, ni clamor, ni dolor, porque el viejo orden de cosas ha pasado" (Apocalipsis 21:4). Disfrutaremos para siempre del Dios de todo consuelo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa que Dios es el Dios de todo consuelo? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir