¿Qué significa habitar a la "sombra del Todopoderoso" (Salmo 91:1)?

Respuesta

En uno de los pasajes más edificantes de la Escritura, tenemos esta seguridad: "El que habita al abrigo del Altísimo, permanecerá bajo la sombra del Todopoderoso" (Salmo 91:1). Habitar a la sombra del Todopoderoso es vivir bajo la promesa de la protección de Dios.

La palabra en vivo significa "vivir o ser habitante de" Refugio se refiere a "un escondite, cobertura o protección" Sombra sugiere "sombra, comodidad, protección y defensa" Y en vivo significa "alojarse, vivir, pasar la noche" El lenguaje del Salmo 91:1 habla de alguien que se siente plenamente cómodo y aceptado en la vida doméstica y comunitaria del Dios Altísimo.

Más fuerte es un título para Dios que equivale efectivamente a todas las amenazas. Este nombre subraya el poder supremo de Dios como gobernante soberano del mundo Todopoderoso o Shaddai es el nombre que mantuvo a los patriarcas errantes (Éxodo 6:3). Como Todopoderoso, Dios es plenamente capaz de cumplir todas Sus promesas.

Habitar a la sombra del Todopoderoso es la experiencia diaria de alguien que, aunque perseguido o amenazado por el peligro, se encuentra completamente a gusto en la protección, el confort y la seguridad de Yahvé, el Dios del poder absoluto. Esta persona declara del Señor: "Sólo él es mi refugio, mi lugar de seguridad; él es mi Dios, y en él confío" (Salmo 91:2, NLT).

El Salmo 91 no ofrece inmunidad frente a las amenazas de la vida. No promete la protección de Dios de peligro y los problemas; ofrece la promesa de la protección de Dios en medio de dificultad y peligro.

El tema del Salmo 91 se centra en la confianza absoluta en Dios y la lealtad a Él. Este tipo de confianza sugiere una amistad íntima con Dios. Es este tipo de relación amorosa la que inspira al salmista a decir: "¡Qué precioso es tu amor constante, oh Dios! Los hijos de la humanidad se refugian a la sombra de tus alas" (Salmo 36:7). Es la actitud de quien se aferra al Señor en todo momento, diciendo: "Porque me esconderá en su refugio en el día de la angustia; me ocultará bajo la cobertura de su tienda; me elevará sobre una roca" (Salmo 27:5, RVR).

Recomendado:  ¿Qué es la transmigración de las almas?

La persona que siempre piensa en Dios y confía en Él tiene al Todopoderoso como compañero constante. El Señor extiende su "sombra" o "sombra protectora" sobre el hombre o la mujer que acampa en su presencia.

Isaías 25:4 describe la "sombra del Todopoderoso" como "un refugio para el pobre, un refugio para el necesitado en su angustia, un refugio contra la tormenta y una sombra contra el calor" El Salmo 18:2 declara: "El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar de seguridad" (NLT). "El Señor vela por ti, el Señor es tu sombra a tu derecha", dice el Salmo 121:5.

El Salmo 91 continúa diciendo: "Si haces del Señor tu refugio, si haces del Altísimo tu amparo, ningún mal te vencerá, ninguna plaga se acercará a tu casa. Porque ordenará a sus ángeles que te protejan dondequiera que vayas. Te sujetarán con las manos para que no te hagas daño ni con una piedra. Pisotearás a los leones y a las serpientes; aplastarás a los leones y a las serpientes feroces bajo tus pies El Señor dice: 'Yo salvaré a los que me aman'. Protegeré a los que confían en mi nombre'" (Salmo 91:9-14, NLT). Al permanecer en la presencia de Dios, encontramos seguridad, protección y cuidado. La victoria final es nuestra en Cristo.

La "sombra del Todopoderoso" es como una sombra proyectada por el Señor que marca una línea fronteriza claramente percibida. Aquellos que están cubiertos por la línea divisoria de la salvación del Señor a través de la fe en Jesucristo residirán para siempre en la presencia de Dios. Los creyentes en Jesús están cubiertos por la sangre de Cristo, que garantiza el pleno acceso a la sala del trono de la gracia de Dios (Hebreos 10:19-22; 13:12; Efesios 2:13). El sacrificio del Señor proporciona una salvación y una protección que se extiende más allá de los límites de esta vida (Hebreos 9:12). Sólo los redimidos del Señor pueden decir con seguridad: "¡Déjame vivir para siempre en tu santuario, seguro bajo el refugio de tus alas!" (Salmo 61:4, NLT).

Recomendado:  ¿Por qué el Faraón se resistió tanto a las súplicas de Moisés de "dejar ir a mi pueblo"?

Morar a la "sombra del Todopoderoso" es encontrar un descanso y una seguridad completos y eternos, independientemente de lo que afrontemos en esta vida, en la muerte o en la vida futura.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa habitar a la "sombra del Todopoderoso" (Salmo 91:1)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir