¿Qué significa estar perplejo pero no desesperado (2 Corintios 4:8)?

Respuesta

En 2 Corintios, el apóstol Pablo defiende su ministerio de los que quieren atacarle a él y al evangelio que proclama. El capítulo 4 es una parte clave del argumento de Pablo, pues reconoce las muchas debilidades que sus detractores han puesto de manifiesto, tanto físicas como mentales (2 Corintios 10:10). Sin embargo, en lugar de promover su propia fuerza, Pablo señala el poder de Dios, que le sostiene en toda crisis (2 Corintios 4:7). En los versículos 8-9, enumera una serie de cuatro problemas, pero los contrasta con la protección y la provisión de Dios. El versículo 8 contiene una de estas interesantes antítesis, pues Pablo afirma que los apóstoles están "perplejos, pero no desesperados" (2 Corintios 4:8).

Según Léxico griego-inglés del Nuevo Testamento y otra literatura cristiana primitivala palabra "perplejo" en la lengua original significa simplemente "confuso", "incierto" o "en duda" Un gran ejemplo de esta palabra se encuentra en Gálatas 4:20, donde Pablo experimenta "perplejidad pastoral" a causa del comportamiento incoherente de los gálatas. En un momento estaban entusiasmados con el Evangelio, y al siguiente seguían a los falsos maestros (Gálatas 4:14-17) Al igual que muchos pastores a lo largo de la historia, Pablo experimentó dudas e incertidumbres sobre su ministerio, su fuerza personal y las iglesias que dejó atrás durante sus viajes (2 Corintios 11:28-29). Estas son las dudas que expresa cuando se describe como "perplejo, pero no desesperado" (2 Corintios 4:8).

La palabra traducida "desesperación" revela un fascinante juego de palabras: en la lengua original, es la misma palabra traducida "perplejo", sólo que con el prefijo ex añadido. Al igual que la palabra extra en inglés, el prefijo ex en este caso acentúa la palabra original en toda su extensión. La idea es "más allá de la perplejidad" o "totalmente perplejo" Pablo dice que ha experimentado la duda y la confusión, pero no hasta el punto de la desesperación o la ruptura. Ha estado confundido, pero no desconcertado; dudoso, pero no desesperado; perdido, pero sin perderlo todo. La idea principal es que Pablo ha experimentado la confusión y la duda, pero Dios nunca ha permitido que esa perplejidad le abrume.

Recomendado:  ¿Quién era Nahas el amonita?

¿Y nosotros? Al igual que Pablo, a menudo experimentamos confusión y dudas. Podemos preguntarnos por qué Dios permite que nos ocurra algo malo o si alguien a quien queremos tendrá éxito en la fe cristiana. Estos sentimientos de incertidumbre son normales. Al igual que Pablo, podemos consolarnos con el hecho de que Dios sigue teniendo el control de todas las situaciones de nuestra vida. Podemos estar "perplejos, pero no desesperados", porque "no fijamos nuestros ojos en lo que se ve, sino en lo que no se ve, porque lo que se ve es temporal, pero lo que no se ve es eterno" (2 Corintios 4:18).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa estar perplejo pero no desesperado (2 Corintios 4:8)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir