¿Qué significa en Génesis 3:15 que "te aplastará la cabeza y le golpearás el talón"?

Respuesta

En el Génesis 3, Dios cumplió varios juicios contra los que introdujeron el pecado en su mundo perfecto. Adán, Eva y la serpiente escuchan las consecuencias de su rebelión. A la serpiente le dice Dios, en parte: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu descendencia y la suya; ella te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el talón" (Génesis 3:15, RV).

Incluso en este juicio, hay misericordia. La maldición de Dios sobre la serpiente, en particular, estaba impregnada de palabras de esperanza. La mujer mencionada en Génesis 3:15 es Eva. La serpiente, dirigida directamente, es el animal que Satanás utilizó para engañar a la mujer. Una parte de la maldición iba dirigida al animal (versículo 14); al mismo tiempo, la maldición de Dios recae sobre Satanás, que había tomado la forma de la serpiente o cuerpo en el Edén (cf. el dragón en Apocalipsis 12:9).

Como parte de la maldición, habrá enemistad, odio mortal y mala voluntad entre la mujer y la serpiente. Más tarde, la misma enemistad continuará entre la semilla o descendencia de la mujer (la humanidad en general, ya que Eva es la "madre de todos los vivientes", Génesis 3:20) y la semilla de la serpiente. Sus descendientes seguirán siendo enemigos durante todas las generaciones. La descendencia de la serpiente (metafórica) son las fuerzas demoníacas y también las personas que siguen al diablo y cumplen su voluntad. Jesús llamó a los fariseos "cría de víboras" en Mateo 12:34 y dijo que pertenecían a su "padre, el diablo" en Juan 8:44. En resumen, Dios dice que Satanás será siempre el enemigo de la humanidad. De ello se deduce que las personas que están del lado de Satanás estarán en guerra perpetua con los elegidos de Dios y que estamos inmersos en una batalla muy real entre el bien y el mal (Efesios 6:12).

Recomendado:  ¿Qué es el kenotismo / la teología kenótica?

Génesis 3:15 es un verso notable, a menudo llamado protoevangelio (literalmente, "primer evangelio"), porque es la primera predicción bíblica de un Salvador. La segunda mitad del versículo ofrece dos profecías mesiánicas relativas a ese Salvador:

La primera profecía mesiánica en Génesis 3:15 es que "te aplastará la cabeza" Es decir, la semilla de la mujer aplastará la cabeza de la serpiente. La Biblia Amplificada aclara que "la semilla de la mujer" es más que la humanidad en general; es un individuo que representa a toda la humanidad:
"Y pondré la enemistad (hostilidad abierta)
Entre tú y la mujer,
Y entre tu semilla (descendencia) y su Semilla;
Deberá [fatally] te duele la cabeza"

La segunda profecía mesiánica de Génesis 3:15 es que "le herirás en el talón" Es decir, la serpiente morderá el talón de la "semilla de la mujer" La mordedura del talón se sitúa en contraste con el aplastamiento de la cabeza, como señala la Biblia Amplificada: "Y tú [only] magullar su talón"

Este pasaje señala la promesa del nacimiento de Jesús, su redención y su victoria sobre Satanás. La descendencia de la mujer es Jesús. Al haber nacido virgen, es literalmente descendiente de una mujer (Mateo 1:25; Gálatas 4:4; cf. Isaías 7:14). Al ser el Hijo del Hombre, es el representante perfecto de la humanidad. Los hijos del diablo eran los hombres malvados y las fuerzas demoníacas que, como una serpiente, esperaban al Salvador y le atacaban.

Pero el ataque de la serpiente no supuso el fin de la descendencia de la mujer. Jesús resucitó al tercer día, rompiendo el poder de la muerte y obteniendo la victoria final. Con la cruz, Jesús "aplastó" la cabeza del diablo, derrotándolo para siempre. Así, en Génesis 3:15, el aplastamiento de la cabeza de la serpiente era una imagen del triunfo de Jesús sobre el pecado y Satanás en la cruz (cf. Juan 12:31). El golpe del talón del Mesías era una imagen de la herida y la muerte de Jesús en la cruz. Satanás hirió el "talón" de Jesús, pero Jesús mostró un dominio total sobre Satanás al herir su "cabeza"

Recomendado:  ¿Cómo podemos entrar en el descanso de Dios?

Satanás, aunque sigue activo en este mundo, es un enemigo derrotado. Su condena es segura: "Y el diablo... fue arrojado al lago de azufre ardiente" (Apocalipsis 20:10). Hasta ese momento, la enemistad entre Satanás y los hijos de Dios permanece.

El protoevangelio nos muestra que Dios siempre tuvo en mente el plan de salvación y nos informó de su plan tan pronto como el pecado entró en el mundo. Satanás formuló un plan que incluía a la serpiente en el Edén, pero Dios se le adelantó, pues ya había ordenado el aplastamiento de la serpiente. Jesucristo cumplió perfectamente la misión de Dios: "La razón por la que el Hijo de Dios apareció fue para destruir la obra del diablo" (1 Juan 3:8).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa en Génesis 3:15 que "te aplastará la cabeza y le golpearás el talón"? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir