¿Qué significa "da más gracia" (Santiago 4:6)?

Respuesta

En Santiago 4, el escritor se dirige a una comunidad de creyentes que dicen ser cristianos, pero que viven y se comportan como personas irredentas del mundo. Son egocéntricos, buscan el placer, son autocomplacientes, pendencieros, infieles espiritualmente y mundanos (Santiago 4:1-4). En una severa advertencia sobre la peligrosa forma en que viven actualmente, Santiago hace esta curiosa y aparentemente fuera de lugar afirmación sobre Dios: "Él da más gracia" (Santiago 4:6).

Incluso antes de afirmar que Dios da más gracia, Santiago reprende severamente a sus lectores: "¡Adulteros! ¿No te das cuenta de que la amistad con el mundo te convierte en enemigo de Dios? Lo repito: si quieres ser amigo del mundo, te haces enemigo de Dios" (Santiago 4:4, NLT). Santiago señala que estos cristianos eligen deliberadamente rebelarse contra Dios.

Los verdaderos seguidores de Cristo no pueden ser fieles a Dios y, al mismo tiempo, amar al mundo: "No améis al mundo ni a nada del mundo. Si alguien ama al mundo, el amor al Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo -la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la soberbia de la vida- no viene del Padre, sino del mundo. El mundo y sus deseos pasan, pero todo el que hace la voluntad de Dios vive para siempre" (1 Juan 2:15-17). La vida cristiana se caracteriza por la sumisión a la voluntad de Dios. La amistad con el mundo y la obediencia a Dios son irreconciliables.

¿Cómo pueden estos cristianos rebeldes remediar su peligrosa condición? Humillándose ante el Señor y recibiendo su gracia. Santiago explica: "Pero nos da más gracia. Por eso la Escritura dice: "Dios se opone a los soberbios, pero muestra su favor a los humildes" Someteos, pues, a Dios. Resiste al diablo y huirá de ti. Acércate a Dios y él se acercará a ti. Lavad las manos, pecadores, y purificad vuestros corazones, que sois de doble ánimo. Llora, llora y llora. Cambia tu risa por el llanto y tu alegría por la tristeza" (Santiago 4:6-9).

Recomendado:  ¿Qué significa que tenemos la eternidad en nuestro corazón (Eclesiastés 3:11)?

Siempre que nos alejamos de Dios, la única forma de purificarnos es humillarnos, arrepentirnos y someternos al Señor. Si nos acercamos a Dios, él se acerca a nosotros. Nos da más gracia.

Santiago es consciente de que este llamamiento a la lealtad y obediencia totales al Señor puede parecer una gran exigencia para sus oyentes. Por eso dice: "Da más gracia" Si necesitamos más gracia, Dios da más gracia. La Nueva Traducción Viviente dice: "Él da la gracia generosamente" Si nos humillamos, Dios nos dará toda la gracia que necesitamos para cumplir sus mandatos (2 Corintios 12:9; Proverbios 3:34; 1 Pedro 5:5).

Los orgullosos se alejan de Dios, pero los humildes ponen su absoluta dependencia en Él. Los egoístas siguen su propio camino, pero los humildes "buscan el reino de Dios sobre todas las cosas y viven con rectitud", sabiendo que Dios les proporcionará todo lo que necesiten (Mateo 6:33, NLT; véase también Filipenses 4:19). La gracia de Dios es su favor divino, y se complace en prodigarlo a quienes reconocen desesperadamente cuánto necesitan al Señor.

Santiago llama a sus lectores "de doble ánimo" en Santiago 4:9 porque sus corazones están divididos entre el mundo y el reino de Dios. Pretenden servir a Dios mientras en sus corazones siguen dedicados a las cosas del mundo (Romanos 8:7; 10:3; Mateo 6:24). La única solución a esta existencia peligrosamente dividida y tibia (Apocalipsis 3:16) es arrepentirse y someterse a Dios haciendo un nuevo compromiso con Jesucristo (Santiago 4:7-9; Lucas 9:23-24).

Por último, Santiago reitera una de las grandes paradojas del reino: "Humillaos ante el Señor, y Él os elevará" (Santiago 4:10). Jesús enseñó que quien se humilla de verdad ante el Señor será exaltado (Mateo 23:11-12; Lucas 14:11). Pedro afirma: "Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que os resucite a su debido tiempo" (1 Pedro 5:6). Una de las formas en que Dios nos eleva es dándonos poder moral y espiritual para vivir la vida cristiana. De este modo, Él nos da más gracia.

Recomendado:  ¿Qué es un cristiano carnal?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa "da más gracia" (Santiago 4:6)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir