¿Qué significa "bienaventurados los que lloran"?

Respuesta

Mateo 5 recoge la parte del Sermón de la Montaña de Jesús conocida como las Bienaventuranzas. El versículo 4 dice: "Dichosos los que lloran, porque serán consolados" Es importante recordar que esta parte de la enseñanza de Jesús se dirigía a sus amigos más cercanos, no a la población en general (versículo 2). No podemos extraer uno o dos versículos del conjunto y construir una teología en torno a ellos. Este sermón era una colección de verdades destinadas a preparar a Sus seguidores para Su reino, que implicaba un estilo de vida radicalmente diferente al del mundo.

En la Biblia, bendito normalmente significa "feliz" Pero en el contexto de Mateo 5, bendito probablemente indica "un estado envidiable" Cuando una persona ha adquirido buena fortuna, la llamamos "bienaventurada" En las Bienaventuranzas, Jesús llama "bienaventuradas" a algunas personas que parecen ser todo lo contrario. Las personas que "lloran" no parecen ser "bendecidas" según la mayoría de las demás personas. Jesús está contrastando la idea de felicidad del mundo con la verdadera prosperidad espiritual bendita que proviene de una relación correcta con Dios.

El término arrepentimiento significa "experimentar un profundo luto" En consonancia con su tema de la bendición espiritual, Jesús parece indicar que este luto se debe al luto por el pecado. Las personas que están de acuerdo con Dios sobre la maldad de su propio corazón pueden alcanzar un "envidiable estado de bendición" debido al consuelo que reciben de la comunión con el Espíritu Santo. Jesús llamó al Espíritu Santo el Consolador (Juan 14:16, 26; 15:26; 2 Corintios 1:4). El Espíritu consuela a quienes son honestos con su propio pecado y lo suficientemente humildes como para pedir perdón y curación. Los que ocultan su pecado o intentan justificarlo ante Dios nunca podrán conocer el consuelo que proviene de un corazón puro, del que habla Jesús en Mateo 5:8 (cf. Proverbios 28:13; Isaías 57:15)

Recomendado:  ¿Qué significa que Dios es dueño del ganado en mil colinas?

En las Bienaventuranzas, Jesús recuerda a sus discípulos que no pueden buscar la felicidad como la busca el mundo. La verdadera alegría no se encuentra en la ambición egoísta, las excusas o la autojustificación. Un envidiable estado de felicidad llega a los que lloran por su propio pecado. "Estos son los que veo con buenos ojos: los humildes y contritos de espíritu, y los que tiemblan ante mi palabra" (Isaías 66:2). Cuando nos ponemos de acuerdo con Dios sobre lo malo que es nuestro pecado, nos arrepentimos de él y buscamos su poder para apartarnos de él, Jesús promete el consuelo del Espíritu Santo. El tipo de "duelo" que lleva al arrepentimiento es verdaderamente bendito (2 Corintios 7:10). El arrepentimiento tiene como resultado el perdón y la limpieza de Dios (Salmo 30:5). Cuando confiamos en Jesús como nuestro sustituto personal del pecado, ya no estamos condenados (Romanos 8:1). En lugar de revolcarnos en la culpa y la vergüenza, nos damos cuenta de que estamos justificados ante Dios (2 Corintios 5:21; Gálatas 3:24). Los que aprenden a llorar su propio pecado encuentran el corazón de Dios. Y la comunión íntima con Dios es el fundamento mismo de la verdadera felicidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa "bienaventurados los que lloran"? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir