¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo: "Yo y el Padre somos uno" (Juan 10:30)?

Respuesta

En Juan 10, Jesús se presenta como el Buen Pastor y, en un debate con los líderes judíos, hace la declaración: "Yo y el Padre somos uno" (Juan 10:30). Fue una declaración audaz -que su público encontró bastante audaz- y que revela mucho sobre quién es Jesús.

Se pueden hacer cinco observaciones clave sobre este pasaje. En primer lugar, Jesús afirmó ser uno con Dios, en el sentido de ser igual a Él. Jesús no pretendía ser sólo un mensajero o profeta de Dios, sino que tenía el mismo poder que Dios.

En segundo lugar, su audiencia comprendió que Jesús reclamaba la igualdad con Dios Padre. En el versículo 31, "Los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearlo" ¿Por qué? La blasfemia era un delito castigado con la muerte según la ley judía. Cuando Jesús les preguntó por qué planeaban matarlo, le contestaron: "Por blasfemia, porque tú, siendo hombre, te haces Dios" (Juan 10:33). Si Jesús hubiera sido un mentiroso o se hubiera engañado, su declaración sería han sido blasfemas. De hecho, la única forma en que Sus palabras podrían haber sido no la blasfemia es si Jesús decía la verdad sobre su igualdad con Dios.

En tercer lugar, Jesús se refirió a sí mismo como el Hijo de Dios y a Dios como su Padre (Juan 10:36-37). Utilizó el Salmo 82:6 para demostrar que el Mesías tiene derecho a reclamar el título de "Hijo de Dios"

En cuarto lugar, Jesús afirmó que ese Padre lo había enviado, "el que el Padre ha apartado como suyo y ha enviado al mundo" (Juan 10:36). En esta declaración, Jesús reivindicó la preexistencia en la presencia del Padre. Ningún profeta bíblico había hecho nunca tal afirmación; sin embargo, Jesús afirmó que existía antes que Abraham (Juan 8:58).

Recomendado:  ¿Cuál es el significado de volver el corazón de los padres hacia los hijos (Malaquías 4:6)?

En quinto lugar, Jesús sólo afirmó que los judíos no creían en Él; nunca dijo que malinterpretaran su afirmación de ser Dios. Juan 10:38 señala: "Aunque no creáis en mí, cread en las obras, para que sepáis y entendáis que el Padre está en mí y yo en el Padre" Jesús no estaba corrigiendo un malentendido. Entendieron perfectamente lo que decía. Estaba corrigiendo su rechazo voluntario a Él.

Colosenses 1:16-17 afirma la misma enseñanza de Jesús: "En él fueron creadas todas las cosas: las que están en el cielo y en la tierra, las visibles y las invisibles, ya sean tronos, poderes, gobernantes o autoridades; todo fue creado por medio de él y para él. Él es antes de todas las cosas, y en él todas las cosas permanecen juntas" Juan 1:1 señala explícitamente que Jesús era tanto con Dios en el principio y fue Dios.

En resumen, Jesús afirmó ser uno con el Padre como parte de un argumento más amplio para señalar que Él existía desde la eternidad pasada, vivía en perfecta unidad con el Padre, tenía el mismo poder que Dios y fue enviado por la autoridad de Dios Padre. Desgraciadamente, fue rechazado como divino por los dirigentes judíos. La afirmación de Jesús de tener el mismo poder que el Padre no era una blasfemia. Era la pura verdad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo: "Yo y el Padre somos uno" (Juan 10:30)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir