¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo: "Yo soy la luz del mundo" (Juan 8:12)?

Respuesta

"Yo soy la Luz del mundo" (Juan 8:12) es la segunda de las siete declaraciones "YO SOY" de Jesús, registradas sólo en el evangelio de Juan, que señalan su identidad y propósito divinos únicos. Al declararse como la Luz del mundo, Jesús afirmaba que Él es la fuente exclusiva de luz espiritual. No hay otra fuente de verdad espiritual disponible para la humanidad

Hay dos tipos de luz en el mundo. ¡Podemos percibir uno, o ambos, o ninguno! Cuando nacemos en este mundo, percibimos la luz física, y por ella aprendemos la obra de nuestro Creador en las cosas que vemos. Sin embargo, aunque esa luz es buena, hay otra Luz, una Luz tan importante que el Hijo de Dios tuvo que venir a declararla e impartirla a los hombres. En Juan 8:12 se dice: "Cuando Jesús volvió a hablar a la gente, dijo: 'Yo soy la Luz del Mundo'. El que me sigue no caminará nunca en las tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" La alegoría utilizada por el Señor en este versículo habla de la luz de Su Verdad, la luz de Su Palabra, la luz de la Vida Eterna. Los que perciben la verdadera Luz nunca caminarán en la oscuridad espiritual.

Llevamos una vela a una habitación para disipar la oscuridad. Del mismo modo, la Luz de Jesucristo tiene que ser llevada a las tinieblas del pecado que rodean los corazones y las vidas de los que no le siguen. Esa es la condición para tener esta Luz: que le sigamos. Si no le seguimos, no tendremos esta Luz, esta verdad, esta vida eterna

Recomendado:  ¿Qué es el Evangelio de los Hebreos?

La luz física es necesaria para la vida física. Sin duda, la Tierra cambiaría muy rápidamente si no hubiera más luz solar. Un bosque lleno de árboles con copas muy densas de follaje en lo alto tiene muy poca vida vegetal en el suelo, salvo el musgo o los líquenes, que necesitan poca luz solar. Las plantas nunca rehuirán la luz: se dice que son positivamente fototrópicas, atraídas por la luz. Del mismo modo, la luz espiritual es necesaria para la vida espiritual, y ésta puede ser una buena prueba de nuestra posición en Cristo. El creyente siempre tenderá hacia las cosas espirituales; siempre tenderá hacia la comunión, hacia la oración, hacia la Palabra de Dios, etc. El incrédulo siempre hace lo contrario (Juan 1:5; 3:19-20) porque la luz expone su maldad, y él odia la luz. De hecho, ningún hombre puede entrar en la verdadera luz espiritual de Jesucristo si no está capacitado (Juan 6:37).

Seguir a Jesús es la condición de dos promesas en Juan 8:12. En primer lugar, sus seguidores nunca caminar en las tinieblas, que es una referencia a la seguridad de la salvación que disfrutamos. Como verdaderos seguidores de la Luz, nunca seguiremos los caminos del pecado, nunca viviremos en un estado de pecado continuo (1 Juan 1:5-7). En cambio, nos arrepentimos de nuestro pecado para permanecer cerca de la Luz del mundo. La segunda promesa es que reflejaremos la Luz de la Vida. Así como Él vino como la Luz del mundo, también nos ordena ser "Luces". En Mateo 5:14-16 vemos a los creyentes representados como la Luz del mundo. Así como la luna no tiene luz propia, sino que refleja la luz del sol, los creyentes deben reflejar la Luz de Cristo para que todos puedan verla en nosotros. La Luz es evidente para los demás por las buenas acciones que hacemos en la fe y por el poder del Espíritu Santo.

Recomendado:  ¿Qué dice la Biblia sobre el control de la natalidad? ¿Deben los cristianos utilizar métodos anticonceptivos?

El énfasis aquí es mantener un testimonio creíble y evidente en el mundo, un testimonio que nos muestre como fieles, honrados por Dios, dignos de confianza, sinceros, serios y honestos en todo lo que hacemos. Además, debemos estar siempre dispuestos a dar cuenta de la esperanza que tenemos (1 Pedro 3:15), ya que la Luz del Evangelio que tenemos no debe ser encubierta, sino puesta de manifiesto para que todos la vean y se beneficien de ella, de modo que ellos también salgan de las tinieblas y entren en la Luz.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo: "Yo soy la luz del mundo" (Juan 8:12)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir