¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo que debíamos perdonar a los demás setenta veces siete?

Respuesta

Jesús dijo que debemos perdonar a los demás "setenta veces siete" en respuesta a la pregunta de Pedro: "Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a mi hermano cuando peca contra mí? ¿Hasta siete veces?" (Mateo 18:21-22). Para comprender plenamente lo que Jesús decía, tenemos que observar el contexto de todo el capítulo, pues Jesús no sólo hablaba de perdonarse unos a otros, sino también del carácter cristiano, tanto dentro como fuera de la iglesia. La advertencia de perdonar a nuestro hermano setenta veces siete sigue el discurso de Jesús sobre la disciplina eclesiástica (Mateo 18:15-20), en el que establece las normas para la restauración de un hermano pecador.

Pedro, deseando parecer especialmente indulgente y benévolo, preguntó a Jesús si el perdón debía ofrecerse siete veces. Los rabinos judíos de la época enseñaban que perdonar a alguien más de tres veces era innecesario, citando Amós 1:3-13, donde Dios perdonó a los enemigos de Israel tres veces, y luego los castigó. Al ofrecer el perdón más que el doble del ejemplo del Antiguo Testamento, Pedro quizá esperaba una alabanza extra del Señor. Cuando Jesús respondió que el perdón debía ofrecerse cuatrocientas noventa veces, mucho más de lo que proponía Pedro, debió de dejar atónitos a los discípulos que le escuchaban. Aunque llevaban tiempo con Jesús, seguían pensando en los términos limitados de la ley y no en los términos ilimitados de la gracia.

Al decir que debemos perdonar a los que pecan contra nosotros setenta veces siete, Jesús no estaba limitando el perdón a 490 veces, un número que, a efectos prácticos, es incontable. Los cristianos de corazón perdonador no sólo no limitan el número de veces que perdonan, sino que siguen perdonando con tanta gracia la milésima vez como la primera. Los cristianos sólo somos capaces de este tipo de espíritu perdonador porque el Espíritu de Dios vive en nosotros, y es Él quien nos proporciona la capacidad de ofrecer el perdón una y otra vez, igual que Dios nos perdona una y otra vez.

Recomendado:  ¿Qué significa que "tu casa está desolada" (Mateo 23:38)?

La parábola de Jesús sobre el siervo que no perdona sigue directamente a su discurso de las "setenta veces siete", y nos hace ver que, si se nos perdona la enorme deuda del pecado contra un Dios santo, ¿cuánto más deberíamos estar dispuestos a perdonar a los que pecan contra nosotros, que son tan pecadores como ellos? Pablo hace un paralelismo con este ejemplo en Efesios 4:32, donde nos exhorta a perdonarnos los unos a los otros "como Dios os ha perdonado por Cristo". Está claro que el perdón no debe utilizarse de forma limitada, sino que debe ser abundante, desbordante y estar a disposición de todos, al igual que la gracia sin medida de Dios se derrama sobre nosotros.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo que debíamos perdonar a los demás setenta veces siete? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir