¿Qué podemos aprender de la relación de Moisés y Aarón?

Respuesta

Aarón era el hermano mayor de Moisés, que sacó a los israelitas de la esclavitud egipcia. Aarón tenía tres años cuando nació Moisés (véase Éxodo 7:7), pero no sabemos qué edad tenía entonces su hermana Miriam. Es posible que hubiera una diferencia de edad importante entre Miriam y Moisés, porque a Miriam se le confió el cuidado de su hermano menor cuando el edicto del faraón provocó la muerte de los bebés hebreos varones (Éxodo 1:22; 2:1-4).

Dios intervino para proteger a Moisés, y el niño fue descubierto por la hija del Faraón y llevado a vivir al palacio como su hijo (Éxodo 2:5-10). La Biblia parece dar a entender que a Moisés se le permitió continuar una relación con su familia biológica. Aunque fue criado como príncipe egipcio, Moisés seguía identificándose con sus raíces judías y consideraba a los hebreos sus hermanos. Cuando vio que un egipcio maltrataba a un hebreo, la ira surgió en su interior y mató al maltratador (Éxodo 2:11-12). Temiendo por su vida, Moisés huyó al desierto, donde pasó los siguientes 40 años como pastor (Éxodo 2:15; 3:1).

La Biblia no dice nada sobre estos años, así que sólo podemos especular sobre si Aarón sabía o no dónde estaba Moisés y fue a visitarle. Parece probable que Aarón y Moisés mantuvieran contacto en algunas ocasiones. Cuando Dios llamó a Moisés desde la zarza ardiente y éste protestó porque no podía hablar bien, Dios le dijo: "¿No es Aarón el levita tu hermano? Sé que sabe hablar bien, y ahora está en camino para reunirse contigo. Cuando te vea, se alegrará en su corazón . . . Os ayudaré a los dos a hablar. . . . Él hablará a la gente por ti. Él será tu portavoz, y será como si fueras Dios para él" (Éxodo 4:14-16).

Recomendado:  ¿Qué significa que la Palabra de Dios es viva y activa (Hebreos 4:12)?

Sabemos poco de Aarón en esos primeros años, pero debió de mantener una relación con el Señor, porque cuando Dios le dijo que fuera a ver a Moisés, Aarón no se sorprendió en absoluto y obedeció inmediatamente (Éxodo 4:27-28). Debido a la reputación de Aarón en la comunidad hebrea, tenía los contactos necesarios para reunir a los líderes judíos para que escucharan lo que Dios había dicho a Moisés (Éxodo 4:29-31).

En una época en la que los hermanos mayores eran respetados y ocupaban un lugar de honor en la familia, Dios dio la vuelta a esa expectativa. Dios eligió al hermano menor para que fuera exaltado a un lugar de liderazgo, y eligió al hermano mayor para que fuera el ayudante. En esta disposición, Aarón parecía funcionar bien. Sólo una vez reveló su rencor contra su hermano, cuando Aarón y Miriam "comenzaron a hablar contra Moisés" (Números 12:1-2). Dios se ocupó de esa situación, y tanto Aarón como Miriam fueron perdonados.

A lo largo de los años, Aarón fue indispensable para Moisés. Juntos se enfrentaron al Faraón, llevaron las diez plagas a Egipto y sacaron a los israelitas del cautiverio (Éxodo 7:1-2). Dios habló con Moisés, Moisés habló con Aarón, y Aarón presentó los mensajes al pueblo. Juntos, Moisés y Aarón fueron los recipientes que el Señor utilizó para sacar a su pueblo de Egipto y llevarlo a la Tierra Prometida. Aarón, junto con un hombre llamado Hur, levantó las manos de Moisés en una batalla con los amalecitas, de modo que las fuerzas israelitas prevalecieron milagrosamente (Éxodo 17:10-13).

Cuando Moisés subió al monte Sinaí para encontrarse con Dios, dejó a Aarón a cargo de los israelitas. Al cabo de unos días, el pueblo se inquietó y Aarón demostró que no era el líder eficaz que era su hermano. Aarón no tardó en ceder a las exigencias del pueblo de un ídolo de oro (Éxodo 32). Cuando Moisés bajó de la montaña, se horrorizó al ver que el pueblo se dedicaba a la adoración pagana en torno a un becerro de oro. Aarón intentó fingir que no tenía nada que ver, pero Dios hizo caer una plaga sobre los israelitas por su terrible pecado.

Recomendado:  ¿Qué era el pan de la Presencia (Éxodo 25:30)?

Moisés y Aarón trabajaron juntos como líderes del pueblo de Dios. Moisés era el profeta elegido por Dios, y Aarón era el sumo sacerdote elegido por Dios (Éxodo 28:1-2). De hecho, Aarón fue el primer sumo sacerdote, y de sus descendientes se eligieron los futuros sumos sacerdotes. Tanto Moisés como Aarón fueron culpables de incredulidad y desobediencia en Meribá (Números 20:8-11), y a ambos se les prohibió entrar en Canaán (versículo 12).

Aprendemos de la relación entre Moisés y Aarón que Dios conoce nuestros corazones y nuestras capacidades, y nos coloca en puestos adecuados para nosotros. Aarón tuvo que humillarse para aceptar la elección de Dios, y Moisés tuvo que aceptar la ayuda. Trabajando juntos, los hermanos lograron mucho más de lo que cualquiera de ellos podría hacer solo. Al servir fielmente como portavoz de Moisés, Aarón compensó la debilidad y los sentimientos de incapacidad de su hermano. Aarón, por su parte, recibió "dignidad y honor" (Éxodo 28:2). Gracias a su cooperación mutua y con el Señor, la nación de Israel sobrevivió a una época difícil y desafiante.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué podemos aprender de la relación de Moisés y Aarón? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir