¿Qué es una oferta de traspaso / oferta de culpabilidad?

Respuesta

La ofrenda por la culpa (RV, RVC) o la ofrenda por la culpa (RVC, RVA) se describe en Levítico 5:14-19; 7:1-7; y 14:12-18. Dos ejemplos prácticos que requieren una ofrenda por la culpa se describen en Levítico 19:20-22 (un hombre que se acuesta con una esclava que está comprometida con otro hombre) y Números 6:9-12 (un nazareo que viola accidentalmente sus votos). Esta ofrenda no debe confundirse con la ofrenda por el pecado.

La ofrenda por la infracción/ofrenda por la culpa era necesaria cuando una persona violaba involuntariamente alguna de las cosas sagradas del Señor. las "cosas sagradas" solían referirse a las cosas que habían sido dedicadas al Señor, desde el propio santuario hasta la porción de las ofrendas que normalmente se reservaban para los sacerdotes. ¿Cómo ha podido ocurrir esto? inadvertidamente no está escrito, pero tal vez una persona se olvidó de cumplir un voto, cometió algún error al cumplirlo, comió accidentalmente un alimento que estaba reservado a los sacerdotes, o se comió por error un animal primogénito de su propio rebaño. En estos casos, el infractor debía traer un animal de sacrificio (un carnero sin mancha o un cordero macho) para ofrecerlo y, además, compensar a los sacerdotes con un 20% adicional por lo que se les había quitado. (Los sacerdotes y los levitas eran los destinatarios de muchas de las ofrendas que se ofrecían al Señor -ésta era la provisión que el Señor hacía para su sustento, ya que no tenían tierra propia) El infractor también podía traer, en lugar de un animal, el precio del mismo en plata. Cuando una persona con una conciencia muy sensible (quizá demasiado sensible) pensaba que podía haber pecado contra la propiedad sagrada, podía llevar la ofrenda de infracción/ofrenda de culpabilidad "por si acaso", pero en esa situación no se hacía ninguna restitución a los sacerdotes.

Recomendado:  ¿Cómo puedo recibir la curación emocional?

La ofrenda por infracción también se presentaba cuando una persona había cometido una infracción contra otra persona. En este caso, el infractor debía pagar los daños más el 20%, además de realizar el sacrificio del animal.

En la ofrenda por la culpa, se sacrificaba el carnero o el cordero macho; se rociaba la sangre sobre el altar y se aplicaba parte de la sangre al lóbulo de la oreja derecha, al pulgar derecho y al dedo gordo del pie derecho del que hacía la ofrenda. Luego se aplicaba aceite en los mismos lugares, y se ungía la cabeza del que hacía la ofrenda. La mayor parte del animal sacrificado se quemaba; sin embargo, los sacerdotes podían comer algunas porciones mientras estaban en el santuario.

La ofensa o la ofrenda de culpabilidad tiene como objetivo principal la reparación. Muestra la gravedad de las violaciones contra Dios (incluso las accidentales) y contra el prójimo. Hay que hacer un sacrificio expiatorio ante Dios y restituir al hombre. La ofrenda por la culpa era una demostración sangrienta de expiación y reconciliación, pero también era una demostración de gracia, ya que se hacía una provisión para reparar el mal cometido. Este sacrificio del Antiguo Testamento no era la solución final. Señalaba el sacrificio final de Cristo por el que los pecadores pueden recuperar la comunión con Dios y con los demás (Hebreos 9:15).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es una oferta de traspaso / oferta de culpabilidad? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir