¿Qué es el trono de Dios?

Respuesta

Hay varias referencias al trono de Dios en la Biblia. Jesús llama al cielo "trono de Dios" en Mateo 5:34, recordando la declaración de Dios en Isaías 66:1: "El cielo es mi trono, y la tierra el escabel de mis pies" Otras referencias al trono de Dios se encuentran en 2 Crónicas 18:18; Salmo 11:4; Hebreos 8:1; 12:2; Apocalipsis 1:4; 3:21; 4:2; y muchos otros versículos.

Un trono es un lugar especial reservado a un monarca. Cuando la Biblia habla del "trono" de Dios, se hace hincapié en la trascendencia de Dios, su dignidad y su gobierno soberano. El hecho de que Su trono esté en el cielo subraya aún más la naturaleza trascendente de la existencia de Dios.

El trono de Dios no tiene por qué ser considerado como un trono literal. Dios Padre es incorpóreo (Juan 4:24). Al no tener un cuerpo físico, Dios no se "sienta" literalmente Las referencias a un trono divino son similares a las alusiones bíblicas a la "mano", la "boca" o los "ojos" de Dios: son antropomorfismos, descripciones de Dios formuladas en términos humanos por deferencia a nuestro limitado conocimiento. Dios tiene que describirse a sí mismo en formas que podamos entender.

Isaías ve al Señor "alto y exaltado, sentado en un trono, y la cola de su manto llenaba el templo" (Isaías 6:1). En este momento, el profeta estaba teniendo una visión inspirada. El trono de Dios (y Su manto) no deben tomarse como objetos físicos y literales. Más bien, Dios estaba comunicando a Isaías la magnificencia, el esplendor y la exaltación de su ser. Otras descripciones del trono de Dios se encuentran en otras visiones proféticas, por ejemplo, las de Ezequiel y Juan.

Recomendado:  ¿Qué similitudes hay entre el relato del diluvio de Gilgamesh y el relato del diluvio bíblico?

El trono de Dios es un lugar de poder y autoridad. En 2 Crónicas 18:18, el profeta Micaías relata su visión de la sala del trono de Dios, en la que están presentes seres espirituales. Lo compara con Job 1:6, donde Dios exige respuestas a los seres angélicos convocados.

El trono de Dios es un lugar de majestad y honor. La Biblia dice que cuando Jesús ascendió al cielo, "se sentó a la derecha del trono de Dios" (Hebreos 12:2). No hay lugar más alto que el cielo. Dios es el Rey del cielo, y Jesús ocupa el lugar de honor a la derecha de Dios.

El trono de Dios es un lugar de justicia perfecta. "Ha preparado Su trono para el juicio" (Salmo 9:7; cf. 89:14). El juicio final, descrito en Apocalipsis 20, se celebra ante "un gran trono blanco" (versículo 11).

El trono de Dios es un lugar de soberanía y santidad. "Dios reina sobre las naciones; Dios se sienta en su santo trono" (Salmo 47:8; cf. 103:19). Él hace lo que le agrada, y todo lo que hace es bueno.

El trono de Dios es un lugar de alabanza. La visión del cielo de Juan incluye una escena en la que se entona un "cántico nuevo" en alabanza del que ocupa el trono (Apocalipsis 14:3). En torno al trono, la alabanza de Dios es ciertamente "gloriosa" (Salmo 66:2).

El trono de Dios es un lugar de pureza. Sólo los redimidos, aquellos a los que se les ha concedido la justicia de Cristo, tendrán derecho a presentarse ante su trono (Apocalipsis 14:5).

Recomendado:  Si Dios sabía que Adán y Eva pecarían, ¿por qué los creó?

El trono de Dios es un lugar de vida eterna. Dios es la Fuente de la vida. En el cielo, Juan ve "el río de agua de vida, claro como el cristal, que fluye del trono de Dios y del Cordero" (Apocalipsis 22:1).

El trono de Dios es un lugar de gracia. El trono de Dios no sólo representa el juicio para el incrédulo, sino también la misericordia y la gracia para Sus hijos. "Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia de Dios, para recibir misericordia y encontrar gracia que nos ayude en el momento de necesidad" (Hebreos 4:16). Dentro del templo judío estaba el Arca de la Alianza, que era una "copia de la verdad" (Hebreos 9:24), y tenía un "propiciatorio" donde aparecía la presencia de Dios (Levítico 16:2).

Un día, toda la creación se inclinará ante la majestad del trono de Dios (Filipenses 2:9-11). Los seres reales que rodean el trono de Dios "pondrán sus coronas ante el trono y dirán: "Eres digno, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder"" (Apocalipsis 4:10-11).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es el trono de Dios? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir