¿Qué es el hisopo?

Respuesta

Como la gente de la época bíblica no tenía acceso a los productos que tenemos hoy en día, a menudo dependían de recursos naturales como plantas, subproductos animales y minerales para limpiar, cocinar, comer, medicar y mucho más. El hisopo, una hierba de la familia de la menta con propiedades limpiadoras, medicinales y aromáticas, era prolífico en Oriente Medio y se utilizaba de diversas maneras.

La Biblia menciona el hisopo varias veces, sobre todo en el Antiguo Testamento. En el Levítico, Dios ordenó a su pueblo que utilizara el hisopo en la limpieza ceremonial de las personas y las casas. En un ejemplo, Dios dice a los sacerdotes que usen hisopo junto con madera de cedro, hilo de escarlata y la sangre de un ave limpia para rociar a una persona recién curada de una enfermedad de la piel (probablemente lepra). Este acto purificaría ceremonialmente al antiguo enfermo y le permitiría volver a entrar en el campamento (Levítico 14:1-7). El mismo método se utilizaba para purificar una casa que había tenido moho anteriormente (Levítico 14:33-53).

El hisopo también se utiliza simbólicamente en la Biblia. Cuando los israelitas marcaron los postes de sus puertas con sangre de cordero para que el ángel de la muerte pudiera pasar por encima de ellos, Dios les indicó que utilizaran un manojo de hisopo como "cepillo" (Éxodo 12:22). Esto se debía probablemente a que el hisopo era duro y podía resistir el cepillo, pero también significaba probablemente que Dios estaba marcando a su pueblo como "puro" y no como objetivo del juicio que Dios iba a dar a los egipcios

David también menciona el hisopo en el Salmo 51:7: "Purifícame con hisopo y quedaré limpio; lávame y quedaré más blanco que la nieve" David no se refiere a la limpieza física, sino que pide a Dios que le limpie espiritualmente al confesar su pecado.

Recomendado:  ¿Quién era el rey Amón en la Biblia?

El hisopo también aparece en la crucifixión de Jesús, cuando los soldados romanos le ofrecieron a Jesús un trago de vinagre de vino en una esponja al final de un tallo de hisopo (Juan 19:28-30). Este fue, de hecho, el último acto de Jesús antes de declarar que su obra en la tierra había terminado y entregar su espíritu. Aunque el tallo de hisopo puede haberse utilizado con fines puramente prácticos (es decir, era lo suficientemente largo como para llegar a la boca de Jesús mientras colgaba de la cruz), es interesante que se eligiera esta planta en particular. Es posible que Dios haya querido que esto sea una imagen de purificación, ya que Jesús compró nuestro perdón con su sacrificio. Así como en el Antiguo Testamento la sangre y el hisopo limpiaban a una persona contaminada, la sangre derramada de Jesús nos purifica de la impureza de nuestro pecado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es el hisopo? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir