¿Qué es el alma humana?

Respuesta

La Biblia no es perfectamente clara en cuanto a la naturaleza del alma humana. Pero al estudiar la forma en que la palabra alma se utiliza en la Escritura, podemos llegar a algunas conclusiones. En términos sencillos, el alma humana es la parte de la persona que no es física. Es la parte de cada ser humano que perdura eternamente después de que el cuerpo experimenta la muerte. En Génesis 35:18 se describe la muerte de Raquel, la mujer de Jacob, diciendo que nombró a su hijo "como si su alma partiera" De esto sabemos que el alma es diferente del cuerpo y que sigue viviendo después de la muerte física.

El alma humana es fundamental para la personalidad de un ser humano. Como dijo George MacDonald: "No tienes alma. Eres un Alma. Tienes un cuerpo" En otras palabras, la personalidad no se basa en tener un cuerpo. Lo que se necesita es un alma. En la Biblia se habla repetidamente de las personas como "almas" (Éxodo 31:14; Proverbios 11:30), especialmente en contextos que se centran en el valor de la vida y la personalidad humanas o en el concepto de un "ser completo" (Salmo 16:9-10; Ezequiel 18:4; Hechos 2:41; Apocalipsis 18:13).

El alma humana parece ser distinta del corazón (Deuteronomio 26:16; 30:6) y del espíritu (1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 4:12) y de la mente (Mateo 22:37; Marcos 12:30; Lucas 10:27). El alma humana ha sido creada por Dios (Jeremías 38:16). Puede ser fuerte o inestable (2 Pedro 2:14); puede perderse o salvarse (Santiago 1:21; Ezequiel 18:4). Sabemos que el alma humana necesita expiación (Levítico 17:11) y es la parte de nosotros que está purificada y protegida por la verdad y la obra del Espíritu Santo (1 Pedro 1:22). Jesús es el gran Pastor de las almas (1 Pedro 2:25).

Recomendado:  ¿Tiene la estatua frente a las Naciones Unidas alguna relación con la bestia del fin de los tiempos?

Mateo 11:29 nos dice que podemos acudir a Jesucristo para encontrar descanso para nuestras almas. El Salmo 16:9-10 es un salmo mesiánico que nos permite ver que Jesús también tenía alma. David escribió: "Por eso se alegra mi corazón, y todo mi ser se alegra, y mi carne también está segura. Porque no abandonarás mi alma al Seol, ni dejarás que tu santo vea la corrupción" Esto no puede estar hablando de David (como señala Pablo en Hechos 13:35-37) porque el cuerpo de David vio la corrupción y la decadencia cuando murió. Pero el cuerpo de Jesucristo nunca vio la corrupción (fue resucitado), y su alma no fue abandonada en el Seol. Jesús, como Hijo del Hombre, tiene alma.

A menudo se confunde el espíritu humano con el alma humana. En algunos lugares, las Escrituras parecen utilizar los términos indistintamente, pero puede haber una sutil diferencia. De lo contrario, ¿cómo podría la Palabra de Dios penetrar "hasta dividir el alma y el espíritu" (Hebreos 4:12)? Cuando la Biblia habla del espíritu del hombre, suele hablar de una fuerza interior que anima a la persona en una u otra dirección. Se muestra repetidamente como un motor, una fuerza dinámica (por ejemplo, Números 14:24).

Ya se ha dicho que sólo hay dos cosas que perduran: la Palabra de Dios (Marcos 13:31) y las almas de los hombres. Esto se debe a que, al igual que la Palabra de Dios, el alma es una cosa imperecedera. Este pensamiento debería ser a la vez aleccionador e inspirador. Cada persona que conoces es un alma eterna. Cada ser humano que ha vivido es un alma, y todas esas almas siguen existiendo en algún lugar. La pregunta es: ¿dónde? Las almas que rechazan el amor de Dios están condenadas a pagar por sus propios pecados, eternamente, en el infierno (Romanos 6:23). Pero las almas que reconocen su propia pecaminosidad y aceptan el bondadoso don del perdón de Dios vivirán para siempre junto a aguas tranquilas con su Pastor, sin que les falte nada (Salmo 23:2).

Recomendado:  ¿Y si no me siento salvado?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es el alma humana? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir