¿Qué era un pastor en la Biblia?

Respuesta

Un pastor en tiempos del Antiguo Testamento era a menudo, pero no siempre, un niño. Sea cual sea su edad, el trabajo del pastor era proteger a su rebaño y guiarlo a buenos pastos con abundante comida y agua de fácil acceso. Si se alimentan con hierba de mala calidad, las ovejas se desnutrirán. Si el agua se moviera demasiado rápido, las ovejas tendrían demasiado miedo de beber de ella. Guiar al rebaño de ovejas a un buen lugar era una tarea sumamente importante para un pastor, porque los buenos pastos mantenían sano a su rebaño.

Un pastor suele llevar consigo algunos objetos para ayudarse en su tarea de cuidar a las ovejas. En primer lugar, tendría un palo. El bastón era un palo robusto con un botón en un extremo. A veces el pomo tenía incluso clavos para que fuera un arma mejor. El pastor utilizaba su bastón para proteger a sus ovejas de los animales salvajes u otras amenazas. El pastor también llevaba un largo bastón. El bastón se utilizaba como un bastón para el pastor, que también lo usaba para maniobrar a las ovejas cuando era necesario. Para mayor protección, los pastores solían llevar una honda, que consistía en una bolsa de cuero con una cuerda. Colocando una piedra en la bolsa, un pastor hábil podía lanzar proyectiles rocosos desde una buena distancia, para asustar o herir a los animales salvajes.

Durante los tiempos bíblicos, las familias de Oriente Medio dependían de las ovejas para obtener alimentos, lana y pieles de oveja. Como las ovejas eran tan valiosas, los pastores se quedaban con el rebaño para protegerlas día y noche. A menudo, el chico más joven de la familia servía de pastor hasta que crecía y podía realizar trabajos manuales más duros. David fue un pastor para su familia, y a menudo utilizó referencias al pastoreo en el libro de los Salmos. Uno de los salmos más conocidos, el Salmo 23, describe al Señor como el Gran Pastor:

Recomendado:  ¿Quién era Leví en la Biblia?

"El Señor es mi pastor, nada me falta.
Hace que me acueste en verdes praderas,
me conduce junto a aguas tranquilas,
refresca mi alma.
Él me guía por los caminos correctos
por su nombre.
Aunque camino
a través del valle más oscuro,
No temeré ningún mal,
porque tú estás conmigo;
tu vara y tu bastón,
me reconfortan.

"Pones una mesa delante de mí
en presencia de mis enemigos.
Unges mi cabeza con aceite;
mi copa está llena.
Seguramente tu bondad y tu amor me seguirán
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor para siempre"

Los pastores notables en el Antiguo Testamento, además de David, son Abel, Moisés, Amós y, al menos durante un tiempo, Zacarías. En el Nuevo Testamento, los pastores cercanos a Belén son los elegidos para presenciar el anuncio celestial del nacimiento de Cristo. Y Jesús afirma ser el Buen Pastor que cuida verdaderamente de sus ovejas, hasta el punto de dar su vida por ellas (Juan 10:1-16).

Al igual que los pastores vigilaban a sus ovejas y cuidaban de ellas día y noche, así Dios cuida de nosotros. Incluso cuando la vida se vuelve difícil, Dios nos protege, nos guía y nunca nos abandona. Podemos confiar en que Dios es el Pastor perfecto.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué era un pastor en la Biblia? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir