¿Por qué importa que Jesús haya resucitado?

Respuesta

La resurrección de Jesucristo es uno de los fundamentos sobre los que se construye el cristianismo (1 Corintios 15:3-4). El nacimiento virginal (Isaías 7:14; Mateo 1:18, 25; Lucas 1:27), la deidad de Cristo (1 Juan 4:15, 5:5; Juan 10:30), la expiación de Jesús por el pecado (Romanos 5:10-11; 2 Corintios 5:21) y Su crucifixión son verdades no negociables sin las cuales el cristianismo no podría existir. La resurrección de Jesús de entre los muertos fue el logro supremo que lo separa para siempre de cualquier otro líder religioso que haya estado o esté vivo. Ninguna otra figura religiosa de la historia profetizó su propia muerte y resurrección, y luego la cumplió.

El hecho de que Jesús resucitara de entre los muertos es importante porque se cumplió la profecía. Jesús profetizó su resurrección (Marcos 8:31), al igual que el Antiguo Testamento (Salmo 16:10-11; Isaías 53:12). La dominación romana trajo consigo la crucifixión como forma particularmente atroz de pena capital. Muchas personas fueron crucificadas por sus crímenes y por insultar al César. Así que los hechos de la crucifixión y la sepultura de Jesús no son necesariamente notables, pues muchos sufrieron el mismo destino. Sin embargo, los cuerpos de esas otras personas siguen en sus tumbas. La tumba de Jesús está vacía (Lucas 24:24). Si Jesús no hubiera resucitado, no habría ninguna razón de peso para creer que es quien dijo ser. Pero el hecho es que resucitó, confirmando su afirmación de ser Dios (Mateo 27:63; 28:6).

El hecho de que Jesús resucitara de entre los muertos también importa, porque nuestra justificación depende de ello. "Fue entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación" (Romanos 4:25). Un Salvador muerto no puede salvar, pero tenemos un Salvador vivo que nos justifica e intercede por nosotros (véase Hebreos 7:25).

Recomendado:  ¿Qué es la transmigración de las almas?

El hecho de que Jesús haya resucitado es fundamental para nuestra fe. La Primera Carta de Corintios 15 es una explicación detallada de la importancia de la resurrección de Jesús. El versículo 14 dice: "Y si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación es inútil y vuestra fe también" De hecho, "si Cristo no ha resucitado, vuestra fe es inútil; seguís en vuestros pecados" (versículo 17), y los creyentes que han muerto están "perdidos" (versículo 18).

Jesús resucitó de entre los muertos, y Pablo presenta este acontecimiento como lo único que nos da esperanza en esta vida. Cristo fue el primero en resucitar definitivamente de entre los muertos (1 Corintios 15:20), preparando el camino para una futura resurrección para todos los que crean (versículos 22-23). La afirmación de Jesús de que tiene el poder de conceder la vida eterna es digna de confianza porque Él mismo venció a la muerte (Romanos 8:11; Juan 3:16-18; 10:28).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué importa que Jesús haya resucitado? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir