¿Por qué debemos ser valientes (Salmo 27:14)?

Respuesta

Dios sabe que sus seguidores necesitan un gran valor para atravesar las tribulaciones de la vida en este mundo caído. Por esta razón, la Biblia está llena de fuertes exhortaciones como ésta del Salmo 27:14: "Espera en el Señor; ten ánimo, y Él fortalecerá tu corazón; espera, digo, en el Señor" (RVA).

Tener "buen valor" es poseer una cualidad interior que permite a una persona enfrentarse al peligro y a las dificultades sin miedo y con calma, valor, seguridad, fuerza y confianza. La palabra traducida como "esperar" en el idioma original significa "confianza". Se hace eco de las palabras de Isaías 40:31: "Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; subirán con alas como las águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán".

Este tipo de confianza y valor inquebrantable sólo es posible para quienes conocen al Señor como Salvador. Al principio del salmo, el poeta reconoce: "El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es el refugio de mi vida, ¿de quién tendré miedo?" (Salmo 27:1).

Ante cualquier amenaza, podemos tener mucho valor porque el Señor mismo está con nosotros, y es digno de nuestra confianza. Ninguna noche es tan larga, ninguna oscuridad tan impenetrable, ningún sufrimiento tan doloroso, ningún mal tan temible y ningún enemigo tan feroz como para perturbar la confianza de quien tiene a Dios por luz y al Señor por salvación. Los creyentes pueden ser valientes y no tener miedo porque el Señor es la fortaleza de sus vidas.

Dios animó a Josué a "ser fuerte y valiente" (RVA) o "ser fuerte y valiente" (NVI) porque "el Señor, tu Dios, va contigo; nunca te dejará ni te abandonará" (Deuteronomio 31:6; véase también Josué 1:9). La misma seguridad se dio a Salomón y a otros innumerables siervos de Dios a lo largo de la Biblia (1 Crónicas 22:13; 2 Samuel 10:12; Hechos 23:11). Debemos ser valientes porque el Señor está con nosotros. Él es nuestra seguridad: "No tienes que temer la catástrofe repentina o la destrucción que sobreviene a los impíos, porque el Señor es tu seguridad. Él evitará que tu pie caiga en una trampa" (Proverbios 3:25-26, NLT).

Recomendado:  ¿Qué es la profecía?

Dios utiliza los momentos de sufrimiento para fortalecernos y refinarnos (2 Corintios 4:7-12; Salmo 66:10). El apóstol Pablo animó a los creyentes que pasaban por dificultades a no desanimarse: "Aunque nuestro ser exterior se está consumiendo, nuestro ser interior se renueva día a día. Porque esta leve y momentánea aflicción nos prepara un peso eterno de gloria incomparable" (2 Corintios 4:16-17). En cada situación, podemos estar seguros de que Dios obra para nuestro bien y para Su gloria (Romanos 8:28).

Jesús enseñó a sus discípulos que es posible tener valor y paz en medio de las pruebas y las penas permaneciendo en él: "Os he dicho estas cosas para que en mí tengáis paz. Tendrás sufrimiento en este mundo. ¡Sé valiente! Yo he vencido al mundo" (Juan 16:33, HCSB). En Jesucristo, tenemos paz (Juan 14:27). El mundo puede odiarnos, pero Jesucristo ha vencido al mundo. Los creyentes están "escondidos con Cristo en Dios" (Colosenses 3:3). Somos hijos de Dios, y "todo el que nace de Dios vence al mundo". Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe" (1 Juan 5:4; véase también 1 Juan 2:13-14).

Debemos tener buen valor porque Dios es nuestro protector y defensor (Salmo 46:1). No tenemos que tener miedo porque estamos seguros en el amor del Padre (1 Juan 4:18). Cuando Dios está a nuestro favor, nada puede oponerse a nosotros (Romanos 8:31), y nada puede separarnos de su gran amor (Romanos 8:35-39).

¿Qué es lo peor que el mundo puede lanzarnos? El apóstol Pablo dijo que aunque "la tienda terrenal en la que vivimos se destruya" -incluso si morimos- "tenemos un edificio de Dios, una casa eterna en el cielo" (2 Corintios 5:1). Debemos tener mucho valor porque la vida eterna en el cielo espera a los que están en Jesucristo (Juan 17:3; 1 Juan 2:24-25; 5:20).

Recomendado:  ¿Cuál es la historia de Débora y Barak?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué debemos ser valientes (Salmo 27:14)? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir