En el Cantar de los Cantares, ¿por qué se dice que no debemos despertar el amor hasta que nos plazca?

Respuesta

Tres veces en el Cantar de los Cantares, las hijas de Jerusalén reciben este encargo: "No despertéis ni despertéis el amor hasta que a él le plazca" (Cantar de los Cantares 2,7; 3,5; 8,4). La frase de la NVI es parecida: "No despiertes ni agites el amor hasta que le agrade" Con la triple repetición, este mandato puede considerarse un estribillo y se convierte en un tema que recorre toda la canción.

El orador se dirige a las "hijas de Jerusalén" -mujeres jóvenes y solteras de la capital de Israel- y les da un sabio consejo No despiertes el amor hasta que te complazca. Es un encargo solemne, dado por alguien que ha encontrado el verdadero amor y está experimentando sus alegrías. No trates de despertar el amor. No lo despiertes. Hay que dejar que el amor "descanse" hasta que se despierte por sí mismo.

El significado parece ser el siguiente: el verdadero amor, el que es digno de llamarse "amor", debe ser espontáneo. Es peligroso intentar "forzar" el amor o despertar las pasiones antes de tiempo. Hay una tendencia, especialmente entre los jóvenes, a ser víctimas del "amor de cachorro" o a confundir el amor verdadero con el amor de verdad. El orador del Cantar de los Cantares nos ahorraría mucho sufrimiento. La acusación de no despertar el amor hasta que le plazca es una advertencia contra el hecho de entablar relaciones románticas demasiado jóvenes. Es una advertencia para que no nos desesperemos tanto por encontrar el amor que empecemos a buscarlo en los lugares equivocados. Es una advertencia contra el intento de producir sentimientos de amor donde no los había al principio.

Recomendado:  ¿Cuáles fueron los milagros de Jesús?

La NLT traduce el Cantar de los Cantares 2:7 de una manera que enfatiza la necesidad de un tiempo adecuado: "Prometedme, oh mujeres de Jerusalén, . . no despertar el amor hasta que llegue el momento" Esperar nunca es fácil; en asuntos del corazón, esperar puede ser aún más difícil. Pero esperar lo adecuado, en el momento adecuado, ha evitado muchos corazones rotos. Deja que el amor crezca naturalmente; deja que el afecto sea sin afecto. El resultado será hermoso.

Si una relación va a pasar al siguiente nivel, lo hará sin trucos ni estratagemas. Si el romance es la intención de Dios, el romance llegará. No hay necesidad de empujarla. El amor verdadero es especial. No puede ser gaseado y no puede ser manipulado. Los sentimientos románticos no deben agitarse demasiado pronto. Deja que duerman hasta que sea la hora de que se despierten.

La redacción de la adenda es interesante y bastante significativa. En dos casos la acusación hace un llamamiento a la fauna. He aquí el Cantar de los Cantares 2:7 completo: "Os conjuro, oh hijas de Jerusalén, por las gacelas o los hacedores del campo, que no despertéis ni despertéis el amor hasta que os plazca". Utilizando bellas imágenes, el orador subraya la verdad de que el amor debe tener libertad. Al igual que las gacelas y los ciervos son libres de vagar, el amor debe ser libre de moverse en nuestros corazones a su tiempo y a su manera. El amor no debe ser manipulado, al igual que una gacela no debe ser atrapada o enjaulada.

Cuando llegue el momento, el amor florecerá. Hasta entonces, la sabiduría nos aconseja guardar nuestros corazones. La espera merecerá la pena.

Recomendado:  ¿Quién era Cloe en la Biblia?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a En el Cantar de los Cantares, ¿por qué se dice que no debemos despertar el amor hasta que nos plazca? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir