¿Cuáles fueron los diferentes viajes misioneros de Pablo?

Respuesta

El Nuevo Testamento recoge que Pablo realizó tres viajes misioneros difundiendo el mensaje de Cristo en Asia Menor y Europa. El apóstol Pablo era un judío bien educado y líder llamado Saulo. Viviendo en Jerusalén poco después de la muerte y resurrección de Cristo, hizo todo lo posible por destruir la iglesia cristiana. Incluso participó en la ejecución del primer mártir cristiano, Esteban (Hechos 7:55-8:4)

De camino a Damasco para encontrar y encarcelar a más cristianos, Pablo se encontró con el Señor. Se arrepintió, entregándose con fe a Jesucristo. Después de esta experiencia, trató de persuadir a judíos y cristianos sobre su conversión que cambió su vida. Muchos dudaron y le evitaron. Sin embargo, cristianos como Bernabé lo aceptaron y hablaron en su favor. Pablo y Bernabé se convirtieron en compañeros de misión.

En tres viajes misioneros distintos -cada uno de los cuales duró varios años-, Pablo predicó la noticia de Jesús en muchas poblaciones costeras y ciudades de la ruta comercial. A continuación, una breve crónica de estos viajes misioneros

primer viaje misionero (Hechos 13-14): Respondiendo a la llamada de Dios para anunciar a Cristo, Pablo y Bernabé dejaron la iglesia de Antioquía de Siria. Al principio, su método de evangelización consistía en predicar en las sinagogas de la ciudad. Pero cuando muchos de los judíos rechazaron a Cristo, los misioneros reconocieron la llamada de Dios a dar testimonio a los gentiles.

Debido a su audaz testimonio de Jesús, Saulo el perseguidor se convirtió en Pablo el perseguido. Los que rechazaban su mensaje de salvación por medio de Jesucristo intentaron detenerlo y hacerle daño. En una ciudad lo apedrearon y lo dieron por muerto. Pero Dios le perdonó. A través de las pruebas, las palizas y el encarcelamiento, siguió predicando a Cristo.

Recomendado:  ¿Por qué una gran parte del mundo sigue sin ser evangelizada?

El ministerio de Pablo a los gentiles trajo consigo una controversia sobre quién podía salvarse y cómo hacerlo. Entre su primer y segundo viaje misionero, asistió a una conferencia en Jerusalén en la que se discutía el camino de la salvación. El consenso final fue que los gentiles podían recibir a Jesús sin someterse a las tradiciones judías

segundo viaje misionero (Hechos 15:36-18:22)después de otra estancia en Antioquía, construyendo la iglesia allí, Pablo estaba dispuesto a realizar un segundo viaje misionero. Pidió a Bernabé que se uniera a él, volviendo a visitar las iglesias de su primer viaje misionero. Sin embargo, un desacuerdo provocó su división. Dios convirtió esta disputa en algo positivo, pues ahora había dos equipos misioneros. Bernabé fue a Chipre con Juan Marcos, y Pablo llevó a Silas a Asia Menor

Dios redirigió providencialmente a Pablo y Silas a Grecia, llevando el evangelio a Europa. En Filipos, el equipo misionero fue golpeado y encarcelado. Alegres de sufrir por Cristo, cantaron en la cárcel. De repente, Dios provocó un terremoto que abrió las puertas de la celda y los liberó de sus cadenas. El carcelero asombrado y su familia creyeron en Cristo, pero los funcionarios del gobierno rogaron a Pablo y Silas que se fueran

Viajando a Atenas, Pablo predicó a un público inquisitivo en la colina de Marte. Proclamó al único Dios verdadero que podían conocer y adorar sin los ídolos creados por el hombre. Una vez más, algunos se mostraron despectivos y otros creyeron

Pablo enseñó a los que creían en Cristo y los estableció en las iglesias. Durante este segundo viaje misionero, Pablo hizo muchos discípulos de todos los orígenes: un joven llamado Timoteo, una mujer de negocios llamada Lidia y la pareja Aquila y Priscila

Recomendado:  ¿Qué significa que toda palabra de Dios es pura (Proverbios 30:5)?

tercer viaje misionero (Hechos 18:23-20:38)durante el tercer viaje de Pablo, éste predicó fervientemente en Asia Menor. Dios confirmó su mensaje con milagros. En Hechos 20:7-12 se cuenta que Pablo predicó en Troas un sermón excepcionalmente largo. Un joven, sentado en el alféizar de una ventana del piso superior, se durmió y se cayó por la ventana. Se le creía muerto, pero Pablo lo revivió

Una vez involucrados en el ocultismo, los nuevos creyentes de Éfeso quemaron sus libros de magia. A los fabricantes de ídolos, en cambio, no les agradó la pérdida de su negocio debido a este único Dios verdadero y a su Hijo. Un platero llamado Demetrio inició una revuelta en toda la ciudad, alabando a su diosa Diana. Las pruebas siempre siguieron a Pablo. La persecución y la oposición acabaron fortaleciendo a los verdaderos cristianos y difundiendo el Evangelio.

Al final del tercer viaje misionero de Pablo, éste sabía que pronto sería encarcelado y probablemente asesinado. Sus últimas palabras a la iglesia de Éfeso muestran su devoción a Cristo: "Vosotros mismos sabéis, desde el primer día que puse el pie en Asia, cómo estuve con vosotros todo el tiempo, sirviendo al Señor con toda humildad y con lágrimas y con las pruebas que me sobrevinieron a causa de las conspiraciones de los judíos; cómo no rehusé declararos nada que fuera provechoso, ni enseñaros públicamente y de casa en casa, testificando solemnemente tanto a judíos como a griegos el arrepentimiento hacia Dios y la fe en nuestro Señor Jesucristo. Y ahora, he aquí, atado por el Espíritu, me dirijo a Jerusalén, sin saber lo que me sucederá allí, salvo que el Espíritu Santo me testifica solemnemente en cada ciudad, diciendo que me esperan trampas y aflicciones. Pero no considero mi vida de ninguna manera, para terminar mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio solemne del evangelio de la gracia de Dios" (Hechos 20:18-24).

Recomendado:  ¿El nombre "Jesús" significa realmente "Salve, Zeus"?

Algunos estudiosos de la Biblia también ven un cuarto viaje misionero, y la historia cristiana primitiva parece atestiguar la idea. Al mismo tiempo, no hay pruebas explícitas de un cuarto viaje en la Biblia, como habría ocurrido después del cierre del libro de los Hechos.

El propósito de todos los viajes misioneros de Pablo era el mismo: proclamar la gracia de Dios en el perdón de los pecados por medio de Cristo. Dios utilizó el ministerio de Pablo para llevar el evangelio a los gentiles y establecer la iglesia. Las cartas de Pablo a las iglesias, recogidas en el Nuevo Testamento, siguen sustentando la vida y la doctrina de la iglesia. Aunque los viajes misioneros de Pablo le hicieron sacrificar todo, merecieron la pena (Filipenses 3:7-11).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuáles fueron los diferentes viajes misioneros de Pablo? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir